30 de septiembre de 2005

Barrancas

Antiguamente las mujeres lavaban la ropa en el río. Bajaban por las barrancas con grandes canastos y buscaban los mejores lugares donde no se empantanaran los pies ni se ensuciaran la ropa blanca. Algunas tenían burros que las ayudaban con la carga. Algunas lavaban ropa por encargo y otras simplemente lavaban la suya propia.
Hoy caminé con dos bolsas de nylon y una pila de ropa hacia el laverap de la esquina. Tan sólo una cuadra y allí están las lavanderas. A cinco cuadras de Barrancas Belgrano.

15 de septiembre de 2005

Feria

Nada como perderse en un laberinto de calles conocidas y hacer las compras. Pues si todo está en las calles ¿por qué aburrirse en un maldito y burocrático supermercado?
Allá fuimos, sin listita y con unas inmensas ganas de mirar el sol.
Esto fue lo que conseguimos:
Dulce de frambuesa casero, granola, lentejas, budín de algarroba y nuez, menta peperina, manzanas, papitas coloradas, ajicitos de colores, cebollas, una caja de ravioles y pan.

7 de septiembre de 2005

Mi ser flor

Soy yo, me dije.
Soy yo que aprendí a cantar antes de aprender a hacer otra cosa.
Soy yo que danzo con los dedos de los pies abiertos en abanico.
Soy yo que me gusta leer y escribir sobre lo que leo.
Soy yo que me gusta escribir sobre mí.
Soy yo que no sé hacer ruedos en las polleras pero sí sé coser botones y elijo la mejores manzanas en el mercado.
Soy yo que cruzo las calles por cualquier lado sin respetar la senda peatonal, derramo los objetos que están a mi paso, tomo mate perfumado con cedrón y penetro por los portales sin avisar antes.
Soy yo que sentí varias veces el puntinazo de la locura brotando por todos los poros de mi cuerpo.
Soy yo que vi a mi abuela luna cristal rojo morir de locura.
Soy yo que me acostumbré a ver agujas todos los días desde muy chiquita y pegaba portazos porque no podía cambiar las cosas.
Soy yo que a cambio de su corazón de oro prometí serle leal y tener los ojos bien abiertos.
Soy yo que tuve muchos amores y viajes y anhelos.
Soy yo que hoy tengo un gran amor y viajes y anhelos.

A las penas les cambio el color

Con este pedacito blanco en mis manos, este bichito de luz pomposo y amoroso, esta Lua amorosa que me regaló la vida (mi madre) siento que t...