28 de diciembre de 2012

Embriagarme de tu magia

Y un día pasó lo que tenía que pasar. Primero dejé de escribirlos y luego ya no los necesité. Hoy me deshice de los últimos cuadernos Rivadavia. Mi diario fiel se hizo cenizas. Todo un compendio que iba del 2008 hasta el 2011 no está más. Como dice la canción: "Fueguito que vas quemando cartas grises de nostalgia dejame cantar tu canto y embriagarme de tu magia".
Adiós a Chuch. Todo lo que necesito está en mi corazón.

27 de diciembre de 2012

Nature

Había una vez una gata llamada Marilyn.


Había una vez un gato llamado Joe di Maggio.

Juntos miraban a una paloma en el techo de mi casa.
No quieran saber...
el final de esta historia.






17 de diciembre de 2012

Un poema, mi mamá.


CALENDARIO INICIAL

4 de febrero, 1977, y no es mañana.
24 matemáticas horas. No es mañana.
No cuento minutos. Cuento vida que ya está, no en los brazos, no en el pecho,
no en el agua de mis ojos.
Sí en mi almacuna, en mi almasol,
en mi almaluna.
Dulce, dulce Flor, no te equivoques.
Es aquí.

5 de febrero 1977. Es hoy.
Papá y yo.
Tengo miedo. Que alguien detenga el tiempo. Quiero que sea ayer.
No estoy lista.
¿Otros hablan? No escucho.
¿Otros caminan? ¿Se mueven? No veo...
Otros, otros, otros... No entienden.
¿Importa?

Escuchen, escuchen, Flor se está riendo.
Flor encontró el nuevo lugar.

No, claro que no importa.
Estoy lista.

¡Nena! ¡Nena!
Qué tontos, si yo sabía.
Flor, flor, flor, negrita, carita sucia, y ese mismo, mismísimo sentencioso y maravillosamente indudable dedito que me señala...
Flor, ya somos las dos.
Contémosle a papá que empezó mañana.

Te amo. Mamá.
5 de febrero, 2006.

Mi mamá y yo. Foto sacada en la ciudad de Firenze, año 2006 por mi papá. 

12 de diciembre de 2012

Hoy todos somos Marita y los misterios de la psiquis humana

Anoche me desmayé a las 9:30 de la noche. Fue como si me apagaran las luces de la cabeza. No podía más del cansancio.

Y soñé.

Soñé que encontraban un grupo de mujeres secuestradas, torturadas y muertas.
Soñé con una mujer de pelo corto que recorría la odisea de intentar descubrir qué sucedía con estas mujeres. La heroína de mi sueño.
Soñé que yo miraba la secuencia de esta joven como si de una película se tratara.
Soñé que la joven iba en el subte. Alguien le avisaba que una amiga suya estaba enferma. Ella decidía ir a visitarla. Se bajaba del subte y no sé cómo aparecía en un muelle.
En el muelle había un bote esperándola con una mujer rubia y muy hermosa adentro.
La mujer rubia le preguntaba a nuestra heroína cómo se llamaba.
-Virgo.
-Entonces yo me llamo Afrodita - dijo la mujer sonriendo.
La hacía subir al bote y comenzaba a remar pero el bote comenzaba a hundirse y dar vueltas y vueltas.
-¿Cómo es tu nombre de verdad? - quiso saber Virgo.
-No hay forma de que lo sepas.
Y el bote era tragado por el agua. Desde el fondo del río se escuchaban los ruidos de gritos torturantes, máquinas chillando, lamentos.
La siguiente escena del sueño fue ver a tres personas sentadas en un banquillo de acusados. Dos hombres y una mujer. Los tres sonreían y su sonrisa daba miedo.

Me desperté muy angustiada. Eran las 4:30 AM. Tomé un vaso de agua. Fui a la computadora y chequeé mails. Ninguno. Miré el diario y ahí descubrí la noticia escalofriante: absolvieron a todos los acusados del caso Marita Verón. 

10 de diciembre de 2012

When I'm sixty four

Estamos tirados en la cama haciendo fiaca mientras llueve y el día termina.

-¿Cuando sea vieja me vas a seguir queriendo?
-Nunca vas a ser vieja, mi amor.
-Alguna vez voy a envejecer.
-Y bueno, te voy a cambiar por una de dieciocho, como hace todo el mundo.
-¿Eh?
-¡Claro! Pero falta para eso, mi amor, como diez años.
Amago con una mano con hacerle cosquillas.
-¡Como veinte, faltan como veinte!
Empiezo a hacerles cosquillas.
-Basta, Florencia, ¡si me hacés cosquillas te cambio ahora!

9 de diciembre de 2012

Terapeuta Nuad Thai

Estoy terminando la formación en Nuad Thai y no puedo evitar sentirme muy feliz por descubrir este increíble arte tan versátil y lleno de vida. Luego de una sesión de tailandés me siento liviana y alegre, no puedo evitar sonreir todo el tiempo y querer más a todo el mundo. Abre el corazón y el espíritu.

6 de diciembre de 2012

chat sobre nubes

yo:  ¿Viste que hay una nube tóxica en Buenos Aires?
Nicolás:  , por suerte no estamos en Buenos Aires. Igual no es tan tóxica y está en puerto madero
Nicolás:  no, parece que no es tóxico, amor.
yo: bueno...
Nicolás:  no te preocupes, todavía quedan muchos votantes de Macri en Capital Federal.
yo: Oh, qué mal, tenía alguna esperanza...
Nicolás: jajajajaja
yo: Uh, pero mirá esto: "con la llegada definitiva de un frente frío desde el océano Pacífico al chocarse con esta masa de aire calurosa muy húmeda y muy inestable se espera que entre la tarde y la noche de hoy sobre Santa Fé, Entre Ríos y norte de Buenos Aires (Incluida Caba y Gba) se formen tormentas, algunas muy fuertes o severas en forma aislada que, si la inestabilidad es suficiente, pueden formar tornados aislados con violentas ráfagas de viento (superiores a 100km/h), caída de agua con acumulados superiores a 70 u 80mm, una muy fuerte actividad eléctrica (descargas a tierra de importancia) y ocasional caída de granizo de variados tamaños (de chico a grande)"
Nicolás: ¡uh!
yo: NO DIGAS QUE NO TE AVISÉ, EH.
Nicolás:  jajajajajaa, dios, Rossi, sos como un jinete del apocalipsis, ¡el horror, el horror!
yo: Bueno, no, capaz hay esperanza. Andá saber.

Eso que ven ahí solía ser una cochera

Me rindo. Necesito un jardinero urgente. Lo sé.

5 de diciembre de 2012

Yogui

Venimos los dos caminando, embalados en nuestros propios asuntos, por una calle en pleno Barrio Norte. Autos, gente, colectivos.
En eso veo que Nico se detiene y con una mano hace ademán de parar el tráfico de la calle que vamos a cruzar y que no tiene semáforo. Lo miro sin entender hasta que de pronto entiendo.
A unos metros nuestro hay un señor con dos muletas intentando cuzar desde hace un buen rato. Nico para los autos y ayuda al señor a cruzar la calle. El señor le agradece.
Miro la escena y le digo:
-Qué visión, Nic, yo ni lo había visto.
Y entonces comprendo lo que mi maestra dice que para ser un yogui es necesario cultivar la mirada hacia el otro y no jactarse de hacer asanas complejas.

Los gatos de mi vida

Llegué a esta casa sin gatos. Yo no sabía lo que era amar un gato. Pero la casa estaba viva. Había pájaros por doquier. Había tierra. Pla...