31 de diciembre de 2009

Balance 2009

Fue un GRAN año.

Y como no puede ser menos al grito de Queen les digo:

Have a good time!

30 de diciembre de 2009

Festín

Mi padre (60) reflexionando sobre la comida en las fiestas:

-Entiendo que los chicos -por mi hermano (29) y su novia (28)- no les importe si comen pan duro o un banquete. Están tan felices que no les importa nada. Pero yo, que estoy mal, no me da lo mismo. Y como no me da lo mismo en estas fiestas quiero comer FAISÁN.

En mi familia, la honestidad por sobre todas las cosas.

29 de diciembre de 2009

Guiño Cósmico

Yo nunca tomo taxis. No se trata de la inseguridad. Simplemente la idea del taxi me resulta incómoda. No me hallo en esa situación.
Pero a veces se hace inevitable. Especialmente si estás llegando tarde y se larga un chaparrón imprevisto.
Y ahí estaba yo en una calle donde no circulan nunca taxis pensando en que quizás sería bueno que apareciera uno.
Aparece.
Me subo al auto y le comento al conductor de mi buena suerte. Él me replica que la suerte es suya.
-No pensaba levantar a nadie por esta calle.
Nos reímos.
Después hablamos un poco de la lluvia, de los fines de año, de lo nerviosa que está la gente.
Yo me he ido relajando de a poco. La lluvia arrecia contra el parabrisas pero allí adentro nada puede pasarme. La sensación de protección es maravillosa.
-¿Qué es lo que estamos escuchando?
El taxista se sonríe.
-Estamos escuchando un disco de mantras.
-Es muy bello.
Últimamente tengo el oído entrenado para cualquier música que me pueda servir para hacer shiatsu. No me resulta fácil conseguir buena música. He intentado con muchos cds pero no todos me agradan. La música "para relajarse" suele ser horrible.
-Se llama El canto del lama.
Grabo ese nombre en mi mente.
-Es sánscrito. Son cánticos muy antiguos. Muchos de ellos son vedas de 5000 años a.c.
Y me empieza a traducir los mantras.
De pronto descubro que estoy frente a un estudioso. Alguien increíblemente culto y sensible. Estoy frente a un yogui.
-Cuando compré este taxi mi maestro me dijo que iba a ser bueno para mí. No porque fuera a conseguir alumnos sino porque iba a tener la oportunidad de hablar con la gente. A veces me quedo hablando con los pasajeros durante horas.
Le pregunto qué yoga enseña. Me explica su técnica, su deseo, su pasión.
Me siento afortunada. Tan afortunada que sé que llegaré irremediablemente tarde a donde tengo que ir. Pero no me importa.
-Además, en el Bhagavad Gita ¿sabés qué hacía Krishna?
-No.
-Era el cochero.
Me sonrío.
Otra vez el universo me ha hecho un guiño.

28 de diciembre de 2009

I am the walrus, goo goo g'joob g'goo goo g'joob.

Conversación por chat con mi amigo Marcos que vive en Irlanda.

Yo:
¿Y cómo anda Arrancito?
Marcos: Un fenómeno. Está re-grande, está en etapa charlatana a full. Y está para morfárselo. Tiene un vocabulario reducido pero lo usa todo el tiempo.Yo: ¿Habla algo en castellano también?
Marcos: Dice cosas como: candle, horsie, cat, hot, baba (cualquier nene o nena es un "baba".Yo: jajaja
Marcos: Y en castellano dice: agua, sí, papa.
Yo: Ah, muy bien... ¿te dice Papá o Daddy?
Marcos: No, me dice Dada. Pero cuando quiere papa (potatoe) dice papa.
Yo: jajajaja, como buen irlándés ya sabe el alimento fundamental de la región.
Marcos: Todavía no sabe que papa es potatoe y dad.
Yo: Claro.
Marcos: Pero la mejor de todas es "walrus".
Yo: ¿Walrus?
Marcos: Sí, cuando ve una animal que no sabe... dice "walrus".
Yo: Nah...
Marcos: Sí, señorita.
Yo: Y ¿por qué será? ¿Por qué asociará "walrus" a cualquier animal que no conoce?
Marcos: Sí, medio raro...
Yo: ¿Vio alguna vez una morsa?
Marcos: En general, cuando ve un animal que no conoce primero lo trata de llamar
horsie, despues cat, despues wofwof. Y si le decimos que no es ninguno de esos, entonces dice "walrus". Es un proceso de eliminación.
Yo: Ya veo, interesante.
Marcos: Tiene un rompecabezas de animales y ahí hay una morsa, capaz que lo sacó de ahí.
Yo: O capaz toda la culpa la tienen The Beatles.



26 de diciembre de 2009

25 de diciembre de 2009

Regalos

Para esta Navidad he recibido:

-Dos bailarinas para colgarme de las orejas.
-Una pollera naranja que alegrará mis veranos.
-Una runa celta que me ayudará a cumplir mis sueños (y a no temerles).
-Un mandala.
-Una noche estrellada.
-Una llamada telefónica.
-Varios mensajitos hermosos de gente muy hermosa.
-Una cena pantagruélica.
-Un hermano feliz.

24 de diciembre de 2009

Gratitud

Hay canciones que llegan a mí de la manera más inverosímil. Estábamos cantando con la guitarra en la explanada verde de Bahía Manzano (ver foto) cuando una mujer mexicana se nos acercó para escuchar. Después nos pusimos a hablar y como quien no quiere la cosa me preguntó:

-¿Tú conoces esa canción que se llama Cariño Nuevo?
-No.
-Ah, pues es bellísima.

Y se puso a cantarla. De su boca brotaron estas palabras.

Igual que en tierra suelta
la humedad penetra.
Así penetras tú poquito a poco.
Pudieramos decir que apenas te conozco
Y ya te llevo en mí como algo de mi todo.

Ya me haces falta tú
Como el azul al cielo
Y estoy unido a tí
Como el calor al suelo
Me hiciste revivir
Me diste el consuelo
Trajiste para mi
cariño nuevo.

Espero que tu amor
Que es mi cariño nuevo
Me aliviará el dolor
que otro amor dejó dentro de mi.

Cuando terminó me dieron ganas de abrazarla.
Y supe que se añadía una canción más para dedicarle.

¿Qué mirás?

Disney

En la pileta de Bahía Manzano un papá y una nena (10) hablan de aviones que cruzan el Atlántico.

Nena -¡Yo nunca voy a cruzar el Atlántico!
Papá de la nena -Entonces nunca vas a ir a Europa...
Nena -No me importa. Yo quiero ir a Disney.

Mi padre (60) que ha escuchado la conversación se dirige a mí y me susurra por lo bajo:

-¿Ves Flor?, ¡esa es una meta! Vamos, hay que huir de esta gente.

22 de diciembre de 2009

Oh! riente

Cito un libro sobre medicina tradicional china que estoy leyendo ahora para shiatsu:

Un intelectual es alguien que lee y reflexiona mucho. Colecciona la información recibida en su cerebro, la almacena y a elabora -si su mente tiene suficiente fuego, suficiente autonomía para digerir y asimilar las ideas recogidas. El ansia de conocimiento y de lo último, de últimas noticias, o la adicción a la lectura, tienen su causa en una hiperfunción del bazo. Esto se ve sobre todo en la acumulación de conocimiento sobre áreas detalladas de la vida humana, en el conocimiento del especialista, que no tiene una visión global.

El tao de la curación, Achim Eckert

14 de diciembre de 2009

Lo más hermoso de cantar...

La imagen de ayer no se resume en el canto -que fue hermoso, dulce, encantador- sino en ese momento en el cual, por la noche, él me esperaba en la parada de mi colectivo, los ojitos brillantes y el beso siempre dispuesto, caminaba conmigo unas cuadras sosteniendo mi guitarra y me decía: "estás hermosa".

11 de diciembre de 2009

Hey!

¡Kuala Lumpur existe!

Últimos 10 visitantes -

1.11 diciembre16:00Telefonica de Argentina, Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
2.11 diciembre16:04CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
3.11 diciembre16:25VADS Sdn Bhd, Kuala Lumpur, Wilayah Persekutuan, Malasia
4.11 diciembre16:46CANTV Servicios, Venezuela, Cagua, Aragua, Venezuela
5.11 diciembre17:01CPS, Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
6.11 diciembre17:03Apolo-Gold-Telecom, Córdoba, Cordoba, Argentina
7.11 diciembre17:36CABLEVISION S.A., Córdoba, Cordoba, Argentina
8.11 diciembre17:47CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
9.11 diciembre18:29CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
10.11 diciembre18:53Telefonica de Argentina, Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina

10 de diciembre de 2009

Función

Eran las doce en Villa Malcom. Cenicienta había perdido sus zapatos. Yo miraba a los bailarines calentar y estirar los músculos. Despacito empecé a calentar la voz para mis adentros. Mi pequeño ritual de notas. La milonga estaba a pleno. Bailarines de tango, turistas extranjeros, todos al unísono bailaban el colmo de la alegría. Y yo pensaba... ¿Por qué cantar siempre tiene que ser algo trascendental?

La función fue un nacimiento. Había que parir nuevos pasos, nuevo vestuario y nueva voz.
Salimos a la pista.
"Nosotros te llevamos", me dijo una bailarina.
La multitud hizo silencio.
Empezó el pacto. Un pacto que siempre me asombra. El pacto del que calla para escuchar a aquel que tiene algo para mostrar. Un pacto que nos hace a nosotros los artistas y a ustedes los espectadores.
El silencio se acentuó cuando empecé a cantar la canción de cuna y los bailarines avanzaron formando un barco. La voz salió limpia, veraz.
Desde atrás el muchacho del sonido le dijo al director: subí el volumen.
Y el director se rió: No puedo subirle el volumen a un ser humano. Y me señaló a mí.

Por lo demás, me equivoqué en el 50 % de los pasos de la coreografía.
Pero qué importaba.

9 de diciembre de 2009

The reader

¿Qué pasó?
¿Por qué ya no leo como antes?
¿Por qué ningún libro me interesa?
En lo que va del año he leido tan solo tres o cuatro libros enteros.
Hace dos años leía ¿cuatro? o ¿cinco? libros al mes.
Hacía listas.
Tachaba ítems.
Releía mucho también.
¿Qué pasó?
Empecé a leer poesía. Pero ese tiempo pasó también.
Empecé a escribir. Pero ahora escribo cada vez menos.
No, no me angustia pensar esto.
Pero me resulta extraño. Como algo ajeno a mí.
¡Qué raro!, me sale decir.
Pero en el fondo de mi alma creo que sé.
He leído grandes libros, me he empapado de buena y mala literatura.
Y simplemente ya me aburrí.

Mentira. Estoy leyendo Oficio de Tinieblas de Rosario Castellanos. Y me encanta.

8 de diciembre de 2009

Elicoidal

Cito una frase de marzo del 2007 que hoy me hace sonreir más que nunca:

"Ya no me interesa ser una buena persona sino que me interesa ser lo más auténtica posible"

La vida es increíble.

6 de diciembre de 2009

¿Qué camino seguir?


Ahora que me tropiezo con esta pregunta me acuerdo de Alicia y el Gato.

Me acuerdo también de mi abuela y de la vez que leí este fragmento del libro de Alicia cuando la enterramos hace ya diez años. Y del fragmento de papel que puse sobre su cajón y enterré allí, junto con su cuerpo. Y de esa carta que le escribí y le leí a ella aunque había otros rodeando su cuerpo.

Y me acuerdo de que en ese momento yo no sabía muy bien hacia dónde caminar. Pero caminé. Y ojalá hubiera tenido un Gato que me dijera amablemente que no importaba qué camino tomara porque de cualquier modo a algún lugar iba a llegar. Y por suerte hubo una encrucijada porque el lugar al que llegué no me gustó. Pero siempre hubo caminos.

Así que.

2 de diciembre de 2009

El arte de hacer bien a un otro

Vestuario de danza

MALE -¡Flor! No te vi en el ensayo del lunes... ¿Cómo estás?
YO -Bien, la verdad, con muchísimo trabajo.
MALE -¡Qué bueno!
YO -Sí, no sé qué pasó, se ve que a fin de año la gente se acuerda de que tiene un cuerpo.