23 de octubre de 2009

La edad del cielo

Calma,
todo está en calma.
Deja que el beso dure.
Deja que el tiempo cure.
Deja que el alma
tenga la misma edad
que la edad
del cielo.

Corazón de la flor








(...)

El sonido,
el lamento,
la voz sobreviviente
se pregunta
por el lugar, por el camino.
La voz desamparada
sube tiempo,
sopla ciega.
Hubo una vez un rey, un reino.
Nunca más.

Amelia Biagioni





16 de octubre de 2009

Comedia y Tragedia (I will survive)

Papá zorzal- Bueno... ya va siendo hora de aprender a volar... vamos vagoneta...¡Vuela!

¡¡¡Fiiiuuu!!! ¡¡¡Pum!!! ¡Crash!

Mamá zorzala- No es que tenga un master en ornitología ni nada de eso, pero me parece que para volar necesitan plumas.
Papá zorzal- No, no, no. Necesitan fuerza de voluntad, lo que pasa es que la juventud está perdida; cada generación es más débil que la anterior. ¡Esto no puede ser! ¡Son todos cómodos! ¡Con sus comidas para microondas y sus verduras cortadas y lavadas en bandejas cerradas con papel film!
¡Basta! ¡A volar se ha dicho!

¡¡¡Fiiiuuuuu!!! ¡¡¡Pum!!! ¡¡¡Crash!!!

Mamá zorzala- No te quiero contrariar, cariño. Sabés que es lo último que haría... pero... ya perdimos dos pichones. No te voy a decir que no me molesta; la verdad es que pasé mucho tiempo empollándolos y les tomé cariño. ¿Podés hacerme caso con el queda y dejar que le salgan plumas antes de tirarlo al suelo como una bolsa de papas?
Papá zorzal- Bueno.

-------------------------------

Martes por la tarde. Recostada en el diván de mi psicoanalista reflexionando sobre "la vida".

-Unos zorzales hicieron un nido en el fondo de mi casa. Tuvieron tres zorzalitos.
-Ajá...
-Cuando los vi pensé: qué frágil es la vida. Parecen unos pollos mojados, horribles, con el pico más grande que el cuerpo.
-...
-Pensé también en lo fácil que sería agarrar uno, estrujarlo y punto final. Quiero decir, son como bolsitas de aire, completamente indefensos. Y los padres, van y vuelven con lombrices en los picos. Se matan para que esas bolsitas de aire sean pájaros alguna vez. Y quizás fracasen. Porque todo les es adverso. La lluvia, el granizo, un gato, un ave rapaz e incluso yo si fuera una mala persona y me divirtiera aplastar pájaros.
-¡Qué trágica!
-No, no soy trágica, las circunstancias de la vida, a veces, son así.






Comedia by Hans
Tragedia by Flor

11 de octubre de 2009

¡Nacieron!









Recién salidos del cascarón.

Por el bien de la zorzala

Hans -Ahora ya sabés por qué está tan flaca.
Yo -¿Quién?
Hans -La zorzala.
Yo -¿Qué le pasa?
Hans -La vivís estresando.
Yo -¿Yo?
Hans -Sí, vos
Yo -Yo no hago nada.
Hans -¡Claro que sí! No podés con tu genio. Aunque se muera de un paro cardíaco querés que coma de tu manzana. Falta que le digas: "es por tu bien, es por tu bien. Yo sé lo que es mejor para vos, ¡estúpido pájaro!".
Yo -Entonces ¿es mi culpa si salen zorzalitos neuróticos?
Hans -Sí.

10 de octubre de 2009

"Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti."

John Donne.

9 de octubre de 2009

Irse a otro territorio

"Así como hay miedo a la locura, existe el miedo a la creatividad desbordante, a esa musa, esa fuerza, esa pasión que da la creatividad.
¿Por qué?
Porque te descoloca de tu yo neurótico y te vas a otros territorios. Es un miedo al cambio. El tipo creativo se va a otro territorio. El tipo inhibido juega con su familia, papá, mamá, el nene y ahí está. Pero cuando crea y se hace cargo de su potencial cambia incluso los vínculos, se une a otra gente creativa que le da deseos. Y eso a veces da miedo."


Entrevista a Tato Pavlosky, Diario Clarín,7 de Mayo de 2007.

Documental

La zorzala y yo tenemos un código. Hoy comió el pedacito de manzana que le dejé. Durante un rato se relajó en su sitio mientras yo arrancaba las flores caídas de la azalea. Tenemos un pacto. Si me acerco mucho ya no le gusta y se va.
Los huevitos siguen ahí.
No puedo creer que vayan a salir pichones de ahí.
Me siento un poco como si estuviera observando un documental de pájaros.

5 de octubre de 2009

Mamá Zorzala

Ornitología

Alguien alguna vez me había dicho que los zorzales tienen la pancita colorada. La zorzala de mi jardín, efectivamente, tiene la pancita descolorida. Estuve averiguando en internet y parece que en épocas de reproducción la pancita rojiza de las zorzalas se aclara mientras que la de los machos el color se intensifica. De esta manera hoy pude distinguir cuál es el macho y cuál es la hembra. Y efectivamente son ambos los que cuidan del nido y se turnan para empollar los huevos.
En diez días, si todo sale bien, habrá nuevos zorzalitos.
¿Sabías que los zorzales viven hasta 30 años?
A mí me impresionó un poco saber eso. ¡Treinta años!
Son muy graciosos. Caminan dando saltitos pero cuando vuelan son muy veloces.
Me alegro de no tener un gato aún porque esto jamás hubiera ocurrido con un felino dando vueltas.

La vida

Una zorzala (con su parejo zorzal, supongo) hizo un nido increíblemente perfecto en la medianera que da con mi vecino. La primera vez encontré el nido vacío. La segunda vez me asomé y vi que había tres huevitos pequeños y moteados. Más tarde, la encontré empollando.
Con el granizo de hoy a la madrugada me asusté. Pensé, chau zorzalitos.
Pero no.
Hoy la zorzala está allí. Al pie del cañón. Intentando que sus pichones nazcan.

3 de octubre de 2009

¿De qué lado estás?

¿Entonces qué es una escritura de calidad? Pues lo que siempre ha sido: saber meter la cabeza en lo oscuro, saber saltar al vacío, saber que la literatura básicamente es un oficio peligroso. Correr por el borde del precipicio: a un lado el abismo sin fondo y al otro lado las caras que uno quiere, las sonrientes caras que uno quiere, y los libros, y los amigos, y la comida.

Roberto Bolaño

2 de octubre de 2009

A la mar fui por naranjas....

En los ensayos ahora nos reímos.
Nos reímos mucho.
Y lo que es mejor: yo los hago reir.
En la última función dije basta con estos papeles trascendentales.
Además, me salen fáciles.
-En la próxima obra me quiero reir.
Me tomó la palabra.
Estoy deliciosamente ridícula. Todos gestitos: manitos, cuellito, ojitos...
Parezco sacada de una película ridícula de los años '40.
Los bailarines se mueren de la risa.
-Movete así... o... como vos quieras.
-No, no, ayudame.
El director se acerca. Canta conmigo. Tiene una hermosa voz. Se mueve y lo imito. Los bailarines se ríen. Yo me río. La voz sale diferente. Graciosa.
Un personaje, bah.

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...