31 de diciembre de 2009

Balance 2009

Fue un GRAN año.

Y como no puede ser menos al grito de Queen les digo:

Have a good time!

30 de diciembre de 2009

Festín

Mi padre (60) reflexionando sobre la comida en las fiestas:

-Entiendo que los chicos -por mi hermano (29) y su novia (28)- no les importe si comen pan duro o un banquete. Están tan felices que no les importa nada. Pero yo, que estoy mal, no me da lo mismo. Y como no me da lo mismo en estas fiestas quiero comer FAISÁN.

En mi familia, la honestidad por sobre todas las cosas.

29 de diciembre de 2009

Guiño Cósmico

Yo nunca tomo taxis. No se trata de la inseguridad. Simplemente la idea del taxi me resulta incómoda. No me hallo en esa situación.
Pero a veces se hace inevitable. Especialmente si estás llegando tarde y se larga un chaparrón imprevisto.
Y ahí estaba yo en una calle donde no circulan nunca taxis pensando en que quizás sería bueno que apareciera uno.
Aparece.
Me subo al auto y le comento al conductor de mi buena suerte. Él me replica que la suerte es suya.
-No pensaba levantar a nadie por esta calle.
Nos reímos.
Después hablamos un poco de la lluvia, de los fines de año, de lo nerviosa que está la gente.
Yo me he ido relajando de a poco. La lluvia arrecia contra el parabrisas pero allí adentro nada puede pasarme. La sensación de protección es maravillosa.
-¿Qué es lo que estamos escuchando?
El taxista se sonríe.
-Estamos escuchando un disco de mantras.
-Es muy bello.
Últimamente tengo el oído entrenado para cualquier música que me pueda servir para hacer shiatsu. No me resulta fácil conseguir buena música. He intentado con muchos cds pero no todos me agradan. La música "para relajarse" suele ser horrible.
-Se llama El canto del lama.
Grabo ese nombre en mi mente.
-Es sánscrito. Son cánticos muy antiguos. Muchos de ellos son vedas de 5000 años a.c.
Y me empieza a traducir los mantras.
De pronto descubro que estoy frente a un estudioso. Alguien increíblemente culto y sensible. Estoy frente a un yogui.
-Cuando compré este taxi mi maestro me dijo que iba a ser bueno para mí. No porque fuera a conseguir alumnos sino porque iba a tener la oportunidad de hablar con la gente. A veces me quedo hablando con los pasajeros durante horas.
Le pregunto qué yoga enseña. Me explica su técnica, su deseo, su pasión.
Me siento afortunada. Tan afortunada que sé que llegaré irremediablemente tarde a donde tengo que ir. Pero no me importa.
-Además, en el Bhagavad Gita ¿sabés qué hacía Krishna?
-No.
-Era el cochero.
Me sonrío.
Otra vez el universo me ha hecho un guiño.

28 de diciembre de 2009

I am the walrus, goo goo g'joob g'goo goo g'joob.

Conversación por chat con mi amigo Marcos que vive en Irlanda.

Yo:
¿Y cómo anda Arrancito?
Marcos: Un fenómeno. Está re-grande, está en etapa charlatana a full. Y está para morfárselo. Tiene un vocabulario reducido pero lo usa todo el tiempo.Yo: ¿Habla algo en castellano también?
Marcos: Dice cosas como: candle, horsie, cat, hot, baba (cualquier nene o nena es un "baba".Yo: jajaja
Marcos: Y en castellano dice: agua, sí, papa.
Yo: Ah, muy bien... ¿te dice Papá o Daddy?
Marcos: No, me dice Dada. Pero cuando quiere papa (potatoe) dice papa.
Yo: jajajaja, como buen irlándés ya sabe el alimento fundamental de la región.
Marcos: Todavía no sabe que papa es potatoe y dad.
Yo: Claro.
Marcos: Pero la mejor de todas es "walrus".
Yo: ¿Walrus?
Marcos: Sí, cuando ve una animal que no sabe... dice "walrus".
Yo: Nah...
Marcos: Sí, señorita.
Yo: Y ¿por qué será? ¿Por qué asociará "walrus" a cualquier animal que no conoce?
Marcos: Sí, medio raro...
Yo: ¿Vio alguna vez una morsa?
Marcos: En general, cuando ve un animal que no conoce primero lo trata de llamar
horsie, despues cat, despues wofwof. Y si le decimos que no es ninguno de esos, entonces dice "walrus". Es un proceso de eliminación.
Yo: Ya veo, interesante.
Marcos: Tiene un rompecabezas de animales y ahí hay una morsa, capaz que lo sacó de ahí.
Yo: O capaz toda la culpa la tienen The Beatles.



26 de diciembre de 2009

25 de diciembre de 2009

Regalos

Para esta Navidad he recibido:

-Dos bailarinas para colgarme de las orejas.
-Una pollera naranja que alegrará mis veranos.
-Una runa celta que me ayudará a cumplir mis sueños (y a no temerles).
-Un mandala.
-Una noche estrellada.
-Una llamada telefónica.
-Varios mensajitos hermosos de gente muy hermosa.
-Una cena pantagruélica.
-Un hermano feliz.

24 de diciembre de 2009

Gratitud

Hay canciones que llegan a mí de la manera más inverosímil. Estábamos cantando con la guitarra en la explanada verde de Bahía Manzano (ver foto) cuando una mujer mexicana se nos acercó para escuchar. Después nos pusimos a hablar y como quien no quiere la cosa me preguntó:

-¿Tú conoces esa canción que se llama Cariño Nuevo?
-No.
-Ah, pues es bellísima.

Y se puso a cantarla. De su boca brotaron estas palabras.

Igual que en tierra suelta
la humedad penetra.
Así penetras tú poquito a poco.
Pudieramos decir que apenas te conozco
Y ya te llevo en mí como algo de mi todo.

Ya me haces falta tú
Como el azul al cielo
Y estoy unido a tí
Como el calor al suelo
Me hiciste revivir
Me diste el consuelo
Trajiste para mi
cariño nuevo.

Espero que tu amor
Que es mi cariño nuevo
Me aliviará el dolor
que otro amor dejó dentro de mi.

Cuando terminó me dieron ganas de abrazarla.
Y supe que se añadía una canción más para dedicarle.

¿Qué mirás?

Disney

En la pileta de Bahía Manzano un papá y una nena (10) hablan de aviones que cruzan el Atlántico.

Nena -¡Yo nunca voy a cruzar el Atlántico!
Papá de la nena -Entonces nunca vas a ir a Europa...
Nena -No me importa. Yo quiero ir a Disney.

Mi padre (60) que ha escuchado la conversación se dirige a mí y me susurra por lo bajo:

-¿Ves Flor?, ¡esa es una meta! Vamos, hay que huir de esta gente.

22 de diciembre de 2009

Oh! riente

Cito un libro sobre medicina tradicional china que estoy leyendo ahora para shiatsu:

Un intelectual es alguien que lee y reflexiona mucho. Colecciona la información recibida en su cerebro, la almacena y a elabora -si su mente tiene suficiente fuego, suficiente autonomía para digerir y asimilar las ideas recogidas. El ansia de conocimiento y de lo último, de últimas noticias, o la adicción a la lectura, tienen su causa en una hiperfunción del bazo. Esto se ve sobre todo en la acumulación de conocimiento sobre áreas detalladas de la vida humana, en el conocimiento del especialista, que no tiene una visión global.

El tao de la curación, Achim Eckert

14 de diciembre de 2009

Lo más hermoso de cantar...

La imagen de ayer no se resume en el canto -que fue hermoso, dulce, encantador- sino en ese momento en el cual, por la noche, él me esperaba en la parada de mi colectivo, los ojitos brillantes y el beso siempre dispuesto, caminaba conmigo unas cuadras sosteniendo mi guitarra y me decía: "estás hermosa".

11 de diciembre de 2009

Hey!

¡Kuala Lumpur existe!

Últimos 10 visitantes -

1.11 diciembre16:00Telefonica de Argentina, Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
2.11 diciembre16:04CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
3.11 diciembre16:25VADS Sdn Bhd, Kuala Lumpur, Wilayah Persekutuan, Malasia
4.11 diciembre16:46CANTV Servicios, Venezuela, Cagua, Aragua, Venezuela
5.11 diciembre17:01CPS, Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
6.11 diciembre17:03Apolo-Gold-Telecom, Córdoba, Cordoba, Argentina
7.11 diciembre17:36CABLEVISION S.A., Córdoba, Cordoba, Argentina
8.11 diciembre17:47CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
9.11 diciembre18:29CABLEVISION S.A., Buenos Aires, Distrito Federal, Argentina
10.11 diciembre18:53Telefonica de Argentina, Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina

10 de diciembre de 2009

Función

Eran las doce en Villa Malcom. Cenicienta había perdido sus zapatos. Yo miraba a los bailarines calentar y estirar los músculos. Despacito empecé a calentar la voz para mis adentros. Mi pequeño ritual de notas. La milonga estaba a pleno. Bailarines de tango, turistas extranjeros, todos al unísono bailaban el colmo de la alegría. Y yo pensaba... ¿Por qué cantar siempre tiene que ser algo trascendental?

La función fue un nacimiento. Había que parir nuevos pasos, nuevo vestuario y nueva voz.
Salimos a la pista.
"Nosotros te llevamos", me dijo una bailarina.
La multitud hizo silencio.
Empezó el pacto. Un pacto que siempre me asombra. El pacto del que calla para escuchar a aquel que tiene algo para mostrar. Un pacto que nos hace a nosotros los artistas y a ustedes los espectadores.
El silencio se acentuó cuando empecé a cantar la canción de cuna y los bailarines avanzaron formando un barco. La voz salió limpia, veraz.
Desde atrás el muchacho del sonido le dijo al director: subí el volumen.
Y el director se rió: No puedo subirle el volumen a un ser humano. Y me señaló a mí.

Por lo demás, me equivoqué en el 50 % de los pasos de la coreografía.
Pero qué importaba.

9 de diciembre de 2009

The reader

¿Qué pasó?
¿Por qué ya no leo como antes?
¿Por qué ningún libro me interesa?
En lo que va del año he leido tan solo tres o cuatro libros enteros.
Hace dos años leía ¿cuatro? o ¿cinco? libros al mes.
Hacía listas.
Tachaba ítems.
Releía mucho también.
¿Qué pasó?
Empecé a leer poesía. Pero ese tiempo pasó también.
Empecé a escribir. Pero ahora escribo cada vez menos.
No, no me angustia pensar esto.
Pero me resulta extraño. Como algo ajeno a mí.
¡Qué raro!, me sale decir.
Pero en el fondo de mi alma creo que sé.
He leído grandes libros, me he empapado de buena y mala literatura.
Y simplemente ya me aburrí.

Mentira. Estoy leyendo Oficio de Tinieblas de Rosario Castellanos. Y me encanta.

8 de diciembre de 2009

Elicoidal

Cito una frase de marzo del 2007 que hoy me hace sonreir más que nunca:

"Ya no me interesa ser una buena persona sino que me interesa ser lo más auténtica posible"

La vida es increíble.

6 de diciembre de 2009

¿Qué camino seguir?


Ahora que me tropiezo con esta pregunta me acuerdo de Alicia y el Gato.

Me acuerdo también de mi abuela y de la vez que leí este fragmento del libro de Alicia cuando la enterramos hace ya diez años. Y del fragmento de papel que puse sobre su cajón y enterré allí, junto con su cuerpo. Y de esa carta que le escribí y le leí a ella aunque había otros rodeando su cuerpo.

Y me acuerdo de que en ese momento yo no sabía muy bien hacia dónde caminar. Pero caminé. Y ojalá hubiera tenido un Gato que me dijera amablemente que no importaba qué camino tomara porque de cualquier modo a algún lugar iba a llegar. Y por suerte hubo una encrucijada porque el lugar al que llegué no me gustó. Pero siempre hubo caminos.

Así que.

2 de diciembre de 2009

El arte de hacer bien a un otro

Vestuario de danza

MALE -¡Flor! No te vi en el ensayo del lunes... ¿Cómo estás?
YO -Bien, la verdad, con muchísimo trabajo.
MALE -¡Qué bueno!
YO -Sí, no sé qué pasó, se ve que a fin de año la gente se acuerda de que tiene un cuerpo.

27 de noviembre de 2009

Mi reino por una moneda

Ayer salía de tomar un examen. Era tardísimo y no tenía ni una moneda encima. Rogué para mis adentros que el muchacho del subte me cambiara un billete de dos pesos. A veces son muy chotos y no te cambian nada y encima te ponen muy mala cara si tratás de comprar un pasaje con un billete. Rogaba que esta vez la suerte estuviera de mi lado porque ya era tarde y todo estaba cerrado. Los kioscos, además, tampoco son garantía de nada. Hoy en día la guerra de las monedas ha hecho que la gente se vuelva tacaña hasta con los mínimos centavitos. Quien viaja en colectivos todos los días sabe de qué estoy hablando.

Iba caminando pensando en estos mundanos pensamientos cuando me interceptó un muchacho de pelo largo, ondeado, muy onda "facultad de sociales" con su morral y su remera suelta. Llevaba en sus manos un fajo de revistas y enseguida comenzó con su speech de "yo escribo, te gustaría una revista, son cuentos, bla bla bla". Era muy tarde y yo sólo quería volver a mi casa luego de un día bastante agitado. Le sonreí un poco porque no quería ser descortés pero la frase que cautivó mi atención fue "es una monedita, nada más". "
-No tengo ni una monedita. Y todavía tengo que volver a mi casa.
-Ah pero si es por eso yo te cambio.
Por unos segundos creí en ese cuento que dice que si uno pide mucho algo ese algo se le cumple.
-¿En serio?
-Claro! Soy el rey de las monedas.
De pronto, su revista era el pasaje hacia mi casa.
-¿Y qué escribís?
-Cuentos. Hay algunas poesías de otra gente también. Pero no somos escritores. Y tengo un amigo que hace las historietas y los dibujos.
- A ver...
Me dio una revista.
-¿Vos sos española?
-¿Yo? ¡No!
-Bah, no sé, me pareció. Tenés algo de extranjera.
-Eeeh, no.
-Ya sé, hablás porteño pero capaz que estabas hace rato acá y por eso tenías el acento.
-No, no, nada que ver. Soy de acá.
-¿Y por dónde vivís?
-Por Olivos.
-¿Y eso dónde queda?
De pronto el extranjero parecía ser él.
-Queda para el norte.
-¿Vos sabés donde está el norte o sos medio despistada?
-Yo sé para dónde queda el norte siempre y cuando sepa dónde está el río.
-¿El río?
-Sí, hay un río en la ciudad de Buenos Aires.
-Sí, ya sé, pero eso qué tiene que ver.
-El río queda para el este.
-¿Y?
-Y si sabés dónde está el este, sabés donde está el norte.
Le brillaban los ojitos. Estaba divirtiéndose y yo también. Un flirteo común y corriente tan sólo por un puñado de monedas y otro puñado de palabras impresas.

Para colmo, el muchacho del subte me cambió los dos pesos en billetes. Y me dejó pasar gratis.

26 de noviembre de 2009

Ánimos

Dentro de un aula mis alumnos están rindiendo un parcial.

Alumna -Tengo miedo de mandarme cualquiera.
Yo -Nooo... ¡está muy bien! ¡Hay que animarse a mandarse cualquiera!

Dios Santo... alguien que me calle.

21 de noviembre de 2009

Ajá

"Escribir es bueno, pensar es mejor. La inteligencia es buena, la paciencia es mejor"

Siddharta.

18 de noviembre de 2009

Y será...

Los pájaros cantan, yo me levanto. Bruja. Amiga. Hermana. Novia. La madrugada está por salir. Un manto frío cubre la noche. Estoy acá. Acá. De este lado del hemisferio. Sin grito. Sin llanto. Muda de asombro. Viviendo un sortilegio. Enhebrando una aguja para tejer el cielo que me cobije.
Sin dueño.
Libre.

17 de noviembre de 2009

Insomnes

4:00 AM. Canta un zorzal llamando a su zorzala.

Nico -Estoy a punto de a matar a ese pájaro.
Yo -Bueno.

4:05 AM. Dos palomas gorjean en celo.

Nico -¿Y eso?
Yo -Palomas. Están haciendo un nido en el playroom.
Nico -¡Basta, cerdas!

4:10 AM. Las ranas de la cuadra se ponen a croar.

Nico -¿Y ahora? ¡Cállense, malditas!
Yo -Bueno, peor es el ruido del 19.
Nico -El 19 no pasa casi nunca.
Yo -Tenés razón.

4:15 AM. Llueve.

Nico -¡La puta madre! ¡Esto parece Animal Planet!

11 de noviembre de 2009

Y Danila dijo:

Es loco, porque amar duele, pero es tan necesario como el aire. No me imagino una vida sin amores. Casada, soltera, separada, lo que sea, pero hay que amar. ¡¡¡¡Es necesario!!!!

9 de noviembre de 2009

Shamrock

Hans -¡Qué planta rara!
Yo -¿Viste? Son tréboles de El Bolsón. Me los trajo Ceci.
Hans -Son hermosos.
Flor -Sí.
Hans -¿Y por qué están así, ladeados hacia adelante? ¿Qué buscan?
Flor -Luz, supongo. Son de los que se abren de día y se cierran de noche.
Hans -Pero están cerrados. Capaz están un poco confundidos.
Flor -Sí, pasa que el día está nublado.
Hans -Ah
Flor-Si los pongo debajo de la luz de una lámpara se le abren las hojas.
Hans -...
Flor -Te muestro.
Hans -No, Flor, dejá.
Flor -Pero en serio, te muestro.
Hans -No, Flor, no hace falta, te creo.
Flor -No me cuesta nada
Hans- Basta Florencia, no, esto es como con zorzalín, ¡dejá en paz a la naturaleza!

6 de noviembre de 2009

¡Adios Zorzalín!





¡Se echó a volar!

La voz me delata

Llamo a una amiga porque sé que no anda bien y habíamos quedado en vernos un rato.

-Hola, ¿cómo estás?
-Bien, no sabés ¡re bien!
-¿En serio? ¡Qué bueno!
-Sí, se ve que hice un click, ¿viste? Necesitaba decir algo y ahora que lo dije me siento re bien.
-Uy, qué bueno che, me re alegro.
-¿Y a vos qué te pasa? Tenés una voz de mierda.
-...
-¿Te pasa algo?
-No, nada, no sé... creo que estoy cansada.
-Ah, bueno. No, yo estoy re bien. Ahora en un ratito salgo. Salgo mucho ahora, viste. Sino me deprimo.

¿De qué color era el caballo de San Martín?

Una alumna (universitaria) me encara porque dice que su parcial no estaba para un cuatro. Sus argumentos son que ella trabaja, que tiene un trabajo serio, etc.
Siempre me hincharon las pelotas esos argumentos. Si no sabés... no sabés. El parcial, además, era el típico caso de alguien que sólo sabe un tema y escribe quinientas hojas sobre ese tema pero no contesta ninguna pregunta específica. Nada peor para un profesor que tener que corregir una parva de papeles y tener que leer información inútil. Me guardé bien de decirle eso pero no cedí a su reclamo.
La mujer estaba muy airada por otras cuestiones propias de la institución de las cuales yo no tengo la culpa. ¿Qué culpa tengo yo si la administración de la institución es un desastre? Los parciales no estaban disponibles para que los vieran por una disposición nueva con la que yo no estoy de acuerdo. Pero ¿qué puedo hacer yo? ¿Robarme los parciales?
La señora estaba tan enojada que empezó a pelearse con otra alumna y terminó yéndose de la clase pegando un portazo. Los alumnos me miraban divertidos y yo comencé con mi clase de gramática textual con un malhumor de los mil demonios.

Una vez en casa, Hans se ríe de todo lo que le cuento y repone con su humor característico:

-Es el típico caso de alguien que cuando le preguntan de qué color era el caballo de San Martín responde transcribiendo "En busca del tiempo perdido" de Proust. Está bien, escribiste 9.000 páginas ¡pero no me dijiste que era blanco!

5 de noviembre de 2009

Conozco la sensación II

Hoy sé:
los puertos se abren
para aquel que quiera viajar.

Sólo hace falta
el deseo.

Sin deseo
no hay viaje que valga.

Sabelo.

4 de noviembre de 2009

Conozco la sensación

De a tumbos
con el corazón al filo del agua
dejavou de los últimos días
un sol perece
y otro nace.
Hay tambores
de una lluvia que conozco
y reconozco
sin son
sin luz
lunar.

23 de octubre de 2009

La edad del cielo

Calma,
todo está en calma.
Deja que el beso dure.
Deja que el tiempo cure.
Deja que el alma
tenga la misma edad
que la edad
del cielo.

Corazón de la flor








(...)

El sonido,
el lamento,
la voz sobreviviente
se pregunta
por el lugar, por el camino.
La voz desamparada
sube tiempo,
sopla ciega.
Hubo una vez un rey, un reino.
Nunca más.

Amelia Biagioni





16 de octubre de 2009

Comedia y Tragedia (I will survive)

Papá zorzal- Bueno... ya va siendo hora de aprender a volar... vamos vagoneta...¡Vuela!

¡¡¡Fiiiuuu!!! ¡¡¡Pum!!! ¡Crash!

Mamá zorzala- No es que tenga un master en ornitología ni nada de eso, pero me parece que para volar necesitan plumas.
Papá zorzal- No, no, no. Necesitan fuerza de voluntad, lo que pasa es que la juventud está perdida; cada generación es más débil que la anterior. ¡Esto no puede ser! ¡Son todos cómodos! ¡Con sus comidas para microondas y sus verduras cortadas y lavadas en bandejas cerradas con papel film!
¡Basta! ¡A volar se ha dicho!

¡¡¡Fiiiuuuuu!!! ¡¡¡Pum!!! ¡¡¡Crash!!!

Mamá zorzala- No te quiero contrariar, cariño. Sabés que es lo último que haría... pero... ya perdimos dos pichones. No te voy a decir que no me molesta; la verdad es que pasé mucho tiempo empollándolos y les tomé cariño. ¿Podés hacerme caso con el queda y dejar que le salgan plumas antes de tirarlo al suelo como una bolsa de papas?
Papá zorzal- Bueno.

-------------------------------

Martes por la tarde. Recostada en el diván de mi psicoanalista reflexionando sobre "la vida".

-Unos zorzales hicieron un nido en el fondo de mi casa. Tuvieron tres zorzalitos.
-Ajá...
-Cuando los vi pensé: qué frágil es la vida. Parecen unos pollos mojados, horribles, con el pico más grande que el cuerpo.
-...
-Pensé también en lo fácil que sería agarrar uno, estrujarlo y punto final. Quiero decir, son como bolsitas de aire, completamente indefensos. Y los padres, van y vuelven con lombrices en los picos. Se matan para que esas bolsitas de aire sean pájaros alguna vez. Y quizás fracasen. Porque todo les es adverso. La lluvia, el granizo, un gato, un ave rapaz e incluso yo si fuera una mala persona y me divirtiera aplastar pájaros.
-¡Qué trágica!
-No, no soy trágica, las circunstancias de la vida, a veces, son así.






Comedia by Hans
Tragedia by Flor

11 de octubre de 2009

¡Nacieron!









Recién salidos del cascarón.

Por el bien de la zorzala

Hans -Ahora ya sabés por qué está tan flaca.
Yo -¿Quién?
Hans -La zorzala.
Yo -¿Qué le pasa?
Hans -La vivís estresando.
Yo -¿Yo?
Hans -Sí, vos
Yo -Yo no hago nada.
Hans -¡Claro que sí! No podés con tu genio. Aunque se muera de un paro cardíaco querés que coma de tu manzana. Falta que le digas: "es por tu bien, es por tu bien. Yo sé lo que es mejor para vos, ¡estúpido pájaro!".
Yo -Entonces ¿es mi culpa si salen zorzalitos neuróticos?
Hans -Sí.

10 de octubre de 2009

"Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti."

John Donne.

9 de octubre de 2009

Irse a otro territorio

"Así como hay miedo a la locura, existe el miedo a la creatividad desbordante, a esa musa, esa fuerza, esa pasión que da la creatividad.
¿Por qué?
Porque te descoloca de tu yo neurótico y te vas a otros territorios. Es un miedo al cambio. El tipo creativo se va a otro territorio. El tipo inhibido juega con su familia, papá, mamá, el nene y ahí está. Pero cuando crea y se hace cargo de su potencial cambia incluso los vínculos, se une a otra gente creativa que le da deseos. Y eso a veces da miedo."


Entrevista a Tato Pavlosky, Diario Clarín,7 de Mayo de 2007.

Documental

La zorzala y yo tenemos un código. Hoy comió el pedacito de manzana que le dejé. Durante un rato se relajó en su sitio mientras yo arrancaba las flores caídas de la azalea. Tenemos un pacto. Si me acerco mucho ya no le gusta y se va.
Los huevitos siguen ahí.
No puedo creer que vayan a salir pichones de ahí.
Me siento un poco como si estuviera observando un documental de pájaros.

5 de octubre de 2009

Mamá Zorzala

Ornitología

Alguien alguna vez me había dicho que los zorzales tienen la pancita colorada. La zorzala de mi jardín, efectivamente, tiene la pancita descolorida. Estuve averiguando en internet y parece que en épocas de reproducción la pancita rojiza de las zorzalas se aclara mientras que la de los machos el color se intensifica. De esta manera hoy pude distinguir cuál es el macho y cuál es la hembra. Y efectivamente son ambos los que cuidan del nido y se turnan para empollar los huevos.
En diez días, si todo sale bien, habrá nuevos zorzalitos.
¿Sabías que los zorzales viven hasta 30 años?
A mí me impresionó un poco saber eso. ¡Treinta años!
Son muy graciosos. Caminan dando saltitos pero cuando vuelan son muy veloces.
Me alegro de no tener un gato aún porque esto jamás hubiera ocurrido con un felino dando vueltas.

La vida

Una zorzala (con su parejo zorzal, supongo) hizo un nido increíblemente perfecto en la medianera que da con mi vecino. La primera vez encontré el nido vacío. La segunda vez me asomé y vi que había tres huevitos pequeños y moteados. Más tarde, la encontré empollando.
Con el granizo de hoy a la madrugada me asusté. Pensé, chau zorzalitos.
Pero no.
Hoy la zorzala está allí. Al pie del cañón. Intentando que sus pichones nazcan.

3 de octubre de 2009

¿De qué lado estás?

¿Entonces qué es una escritura de calidad? Pues lo que siempre ha sido: saber meter la cabeza en lo oscuro, saber saltar al vacío, saber que la literatura básicamente es un oficio peligroso. Correr por el borde del precipicio: a un lado el abismo sin fondo y al otro lado las caras que uno quiere, las sonrientes caras que uno quiere, y los libros, y los amigos, y la comida.

Roberto Bolaño

2 de octubre de 2009

A la mar fui por naranjas....

En los ensayos ahora nos reímos.
Nos reímos mucho.
Y lo que es mejor: yo los hago reir.
En la última función dije basta con estos papeles trascendentales.
Además, me salen fáciles.
-En la próxima obra me quiero reir.
Me tomó la palabra.
Estoy deliciosamente ridícula. Todos gestitos: manitos, cuellito, ojitos...
Parezco sacada de una película ridícula de los años '40.
Los bailarines se mueren de la risa.
-Movete así... o... como vos quieras.
-No, no, ayudame.
El director se acerca. Canta conmigo. Tiene una hermosa voz. Se mueve y lo imito. Los bailarines se ríen. Yo me río. La voz sale diferente. Graciosa.
Un personaje, bah.

25 de septiembre de 2009

Ken / El aquietamiento (La montaña)

Vuelvo a las clases de Nora. Me gusta su manera de indicar cada uno de los ejercicios, el silencio de las ventanas azules del estudio, el piso gastado de madera. El cuerpo me pide descanso en el movimiento y Nora para esto es ideal. Los ensayos me dejan agotada. Uno pensaría que es sólo el cuerpo, pero no. La mente no descansa. Sigue hasta altas horas de la noche. No puedo dormir bien. Doy vueltas en la cama. Me enrosco en las sábanas y me entorbellino. Demasiada madera para tan poca agua. Mi árbol se está haciendo grande pero necesita estructura, necesita determinación, necesita... dormir.

Le pregunto al i ching si debo mudarme de casa. A veces fantaseo con un espacio más pequeño. Amo este jardín. Amo a la casa en su totalidad. Pero hay veces que me siento un poco extraña. Pienso en que quizás la vida que me estoy construyendo necesita de otro tipo de morada. Pero el i ching responde lo que yo misma me respondo cada vez que fantaseo con una mudanza. El aquietamiento. "La verdadera quietud consiste en mantenerse quieto una vez llegado el momento de mantenerse quieto, y en avanzar una vez llegado el momento de avanzar. De esta manera quietud y movimiento están en concordancia con los requerimientos del tiempo".

Tengo que aquietar mi corazón. Y avanzar.

24 de septiembre de 2009

Huellas

Ser creador es saber, creer, que eso que abrió desde lo oculto está presente y oculto en esa apertura.

Creador es quien se abre a lo que en lo abierto puede recibir, a lo que recibiendo puede crear, lo que creando recibió.

El creador sabe que todo fue nada antes de ser lo que es, lo sabe, porque también sabe que todo lo volverá a ser.

Porque lo sabe traza huellas, a veces sendas, pero las traza, no las aferra.

Hugo Mujica, Poéticas del vacío

18 de septiembre de 2009

Feliz 5770

Rosh Hashaná celebra al hombre libre, aquel que se siente moralmente responsable no sólo por lo que hizo, sino también por lo que dejó de hacer.

Simplemente maravilloso.

Shana Tová

16 de septiembre de 2009

Desbrozando...


Que não seja imortal, posto que é chama
Mas que seja infinito enquanto dure.

Vinicius de Moraes


- ...porque hay gente que confunde intensidad con perdurabilidad. Como si lo intenso tuviera que ser perdurable. Y la verdad es que no es así.
- Es que son dos palabras: intensidad y perdurabilidad.
-Dos palabras. Tal cual.
-Lo ideal sería: Intensidad: 10; perdurabilidad: 10.
-Parece difícil igual.
-Claro que sí. Lo común es intensidad 2 y perdurabilidad 9.
-Igual hay que bancarse intensidad 10 y perdurabilidad 10. Hay gente que está hecha para otra cosa, que busca otra cosa.
-O sea...
-O sea que por ahora aguante la intensidad. La perdurabilidad... ya veremos.

11 de septiembre de 2009

Oh women!

Hablando con mi amiga Deb a un año de su separación con su pareja de seis años de convivencia y a casi un año de la mía propia.

Deb -¿Sabés que ya escribí mi primer guión de 2' ?
Flor -Epa, ¡muy bien! Te está gustando el curso, ¿no?
Deb -La verdad... estoy re contenta.
Flor -Se nota.
Deb -Supongo que el año que viene voy a hacer el nivel 2.
Flor -Jajajaja, hasta la peli no te para nadie.
Deb -Ganas no me faltan pero necesito una buena idea, una gran idea... una IDEOTA.
Flor -Ideas siempre hay. Lo que falta es gente que trabaje sobre esas ideas.
Deb -Puede ser.
Flor -Usalo a Hans para eso. Es un buen surtidor de ideas. Y además, hacelo sin culpa, son ideas en las que él nunca va a trabajar.
Deb - Jajajajajaja.
Flor -Bueno, al final fue una buena idea anotarse en el curso.
Deb -Sí, además... hay un compañero del curso que me gusta.
Flor -Ok, here we go...
Deb -Sólo que es más bien platónico.
Flor -Por algo se empieza...
Deb -Igual yo le calculo que debe tener como cuarenta y largos por no decir cincuenta.
Flor -...
Deb -Me recordó lo que me gusta de un hombre.
Flor -Lo que no es poco.
Deb -Así que le di de baja a los otros dos mamertos.
Flor -¿Eran dos? ¿El boga y quién más?
Deb -El otro abogado... el que me había olvidado el reloj en su casa.
Flor - Ah cierto...
Deb -Hace poco lo llamé y tenía "menos onda que un renglón".
Flor -Jajajajajaja.
Deb -Y el boga me saturó con su descortesía. El otro día, luego de dos semanas de no saber nada, lo vi online en el gtalk. Le mandé un mensaje: "hey, how are you? can I interest you in a shaggadelic night?". Enseguida se puso como no disponible. Nunca más volví a saber de él.
Flor -¡Qué descortés! ¿Se habrá asustado con eso de "shaggadelic night"?
Deb -Me hartó... el boga tiene "menos onda que elefante cagando".
Flor -Como que no entendió nunca las reglas de la comunicación ese chico, ¿no?
Deb -La verdad es que hizo que todo perdiera erotismo porque... flaco, viniste a mi casa varias veces, te traté re bien, la pasamos re bien, ¿qué onda?
Flor -Que se vaya a cagar.
Deb -...
Flor -Bah, capaz no puede cagar y ese es su problema, ¿no?
Deb -Bueno, si... ese era su problema.
Flor -¿No podía cagar?
Deb -No.
Flor -No da, eh, ni un poco, un hombre así.
Deb -Además... lo invitaba a un revolcón... no a un noviazgo. Definitivamente me aburrió. Para mí la caballerosidad y la cortesía son muy atractivas.
Flor -Es una suerte que sea eso lo que atraiga de un hombre, Deb. Creeme.
Deb -Sí, lo sé.
Flor -Bueno... y este hombre del curso de guión... ¿sabe que existís?
Deb -Bueno, el otro día hizo un comentario de una peli "La hamaca paraguaya" y nadie más que yo la había visto así que aproveché para hacer un comentario. Por lo menos sabe que vi la peli.
Flor -No tiene anillo, ¿no?
Deb -No lo sé... es un hombre grande, debe tener familia.
Flor -Bueno, no sabés... no todo el mundo se casa y tiene hijos.
Deb -Sí pero adiviná qué.
Flor -Qué.
Deb -....
Flor -¡Oh no, Deb! ¡Es otro abogado!
Deb -Sí.
Flor -¡Deb, basta de abogados! ¿No hay otra profesión en el mundo? ¡Dios!
Deb -Debe tener familia...
Flor -¡Obvio, es abogado! ¡Tradición, derecho, familia, son cosas que vienen juntas!
Deb -Pero es venezolano.
Flor -Ok, eso puede cambiar las cosas. ¿Qué piensa de Chávez?
Deb -No sé... pero, Flor, éste es un abogado re interesante.
Flor -bueno, sí, te creo, no todos los abogados son abogados.
Deb -En realidad el tipo dice que estudió Derecho por mandato fliar.
Flor -Pfffff...
Deb -Cuando se dio cuenta de que no le gustaba, dentro de lo que era derecho, se fue especializando en lo que más le gustaba.
Flor -Y es...
Deb- Derechos de autor.
Flor -Epa, eso me gustó.
Deb -Se fue a Barcelona a hacer un posgrado de 4 años en eso. Y luego estuvo en París haciendo otro posgrado y mientras estaba allá decidió hacer un curso de producción de cine en el centro Pompidou.
Flor -Capaz con todo eso que hizo no le quedó tiempo para una familia, ¿no?
Deb -juaaaaaaaaaaaaa.
Flor -Vos antes de hacer cualquier jugada... mirale la manito, eh.
Deb -A lo mejor es soltero pero le gustan las rubias tetonas.
Flor -Deb, mirale la manito.
Deb -Ok. Por lo menos sé que no vive con mamá y papá.
Flor -Y no... capaz, de hecho, se le murieron.
Deb -....
Flor -Acabo de decir algo horrible, ¿no?
Deb -Yo iba a decir que quizás es una persona que se fue independizando más sanamente.
Flor -Sí, tenés razón.

10 de septiembre de 2009

Mis noches de arándano



Won Kar Wai me fascina.
Con ánimo de amar y 2046 me parecen películas alucinantes.
Algo en los colores, en la forma de narrar, en los diálogos.
My blueberry nights no se queda atrás.

Es maravillosa.

Y además...

¿Quién no ha tenido sus noches de arándanos tristes?

Los dejo con la voz de Norah Jones.

7 de septiembre de 2009

Primavera negra (editada)

En el auto con Chizita y Hans hablando sobre una fiesta.

Yo -Ahí podrías encontrar algunas anécdotas para tu blog. Así florece un poco.
Chizz -Creo que el problema del blog de Hans es que ya está demasiado florecido.
Hans -Un poco de napalm le vendría bien.

4 de septiembre de 2009

Happening

Jueves, 21:00 hs.
Subte D lleno.
Intento encontrar un lugar entre la cabellera castaña y ondeada de una ALEMANA que se abraza a su NOVIO y un MUCHACHO de treinta y pico que carga con dos bolsitas de supermercado.
En la siguiente estación sube un grupo de adolescentes alcoholizados. En las manos llevan vasos de plástico y una botella. Las chicas parecen estar peor. Todos parecen ser de clase media. Visten bien aunque sus ropas están sudadas y sucias. Suben gritando, bailando torpemente y puteándose.

CHICA DE OJOS DESORBITADOS - ¡Salí hijo de puta de mierda!
CHICA MENOS LINDA -¡Eso! ¡Hijo de puta de mierda!
SEÑORA PRO -¡Menos mal que son chicas...!
CHICA DEL CELULAR -¡Son todos unos ortivas!
CHICOS -¡Vos sos una ortiva! Ajajajjajajajajaaja

El olor a alcohol inunda el subte. Miro a la ALEMANA que se abraza a su NOVIO para que la protega de estos sudacas exaltados.

SEÑORA PRO -El otro día leí un artículo que vinculaba el alcohol con el lesbianismo. Cada vez hay más lesbianas.
CHICO CON BOTELLA - Eeeeeeh, ¡la señora dice que son todas unas lesbianas!
CHICA DE OJOS DESORBITADOS - ¡Eso! ¡Lesbianas! ¡Lesbianas!
SEÑORA PRO -Y encima lo festejan. Yo no sé... la juventud está perdida.
CHICAS - Hiiiuuujuuuuuu, señoraaaa, ¡somos lesbianas! ¡Les-bia-nas!

La SEÑORA PRO se baja en la siguiente estación. La multitud del subte se acomoda nuevamente. Quedo enfrentada al MUCHACHO de treinta y pico que carga con sus dos bolsitas de supermercado. Nos miramos.

YO - La verdad estos pibes están re dados vuelta pero esa señora se mandó cualquiera.
MUCHACHO - Mirá, en esta ciudad están los que montan el show y los que somos público. Pero hay varios tipos de público. Están los que dicen boludecedes y los que nos quedamos callados. Y hay gente del público que a veces también monta su show.
YO -...
MUCHACHO -Decime, ¿son las nueve de la noche o son las doce y no me di cuenta?
YO -¿Por qué? ¿Hay horarios para drogarse y ponerse en pedo?

De pronto escuchamos un griterío de voces.
CHICOS y CHICAS CANTANDO AL UNISONO -¡Perón, Perón! ¡Qué grande soooos!
CHICO CON BOTELLA -¡Eeeeeeh, esa señora se copó! ¡ESA! ¡PERÓN! ¡PERÓN!
CHICAS -¡Síiiiiiiii! ¡Perón, Perón, Perón!
CHICOS Y CHICAS -¡Mi generaaaaaaal! ¡Cuánto valeeeeeeeés!
MUCHACHO -Lo que estoy pensando es... ¿cómo voy a hacer para pasar al otro lado?
YO -¿Te bajás en la próxima?
MUCHACHO -Es lo que voy a intentar.
YO -Pedí permiso.
MUCHACHO -No me van a dar bola.
YO- Seh.
MUCHACHO -Bueno, a ver... eeeh...Permiso...permiso.
CHICOS Y CHICAS - ¡Permiiiiiiisooooooooooooo, permiiiiiiiisoooooooooo!

Se baja. Ya estamos en la estación Olleros. En las paredes se pueden admirar los murales del artista plástico Soldi.

CHICA DE OJOS DESORBITADOS -Uh, mirá, ¡qué fea pintuuuuura!
CHICO CON BOTELLA -Es Soldi, pelotuda.
CHICA DE OJOS DESORBITADOS -¡Es horrible! ¡Todos tienen la misma cara!
CHICO CON BOTELLA -Es de 1954.
CHICA NO TAN LINDA -¡No tiene nada profundidad!
CHICA CON OJOS DESORBITADOS -¡¡¡Piensa que todos los seres humanos son todos iguales!!!
CHICO CON BOTELLA -Capaz no tenía suficiente cocaína.
CHICA DEL CELULAR -A mi me gusta Andy Warhol.
CHICA CON OJOS DESORBITADOS -¡Andy Warhol es un genio!
CHICAS Y CHICOS - ¡Warhol! ¡Warhol!
CHICA NO TAN LINDA -Ssssshh, basta que se baja una señora con un bebé.

Se baja una chica arrastrando un cochechito de bebé.

CHICO CON BOTELLA -Eeeh, disculpen damas y caballeros, estas son todas unas locas salidas del Borda.
CHICAS -¡Borda! ¡Borda!
CHICO CON BOTELLA -Ésta es adicta a la nicotina, ésta es adicta a los consoladores y ésta es adicta a....¡a la lumbalgia!
CHICAS -jajajajajajajajaja
CHICO CON BOTELLA -Y esto es un Borda City Tour...
CHICAS -¡Borda City! ¡Borda City!
CHICOS -¡Borda City!
CHICA NO TAN LINDA -¡Hey! ¡Juramento!

Y se bajan.

1 de septiembre de 2009

Para cantarte:

¡Más sencilla!
La canción más sencilla.
Más sencilla...
la voz más sencilla.

Así.

31 de agosto de 2009

Bambalinas y Función

















El camarín huele a verano-enaguas blancas-colores vibrantes.

Todo aquí es artificio.
Nos desvestimos, maquillamos, peinamos y ayudamos mutuamente en la ejecución de trenzas, en colocar horquillas invisibles en lugares donde el pelo rebelde se asoma, en pincelar las caras con purpurina y sombras de colores.

Dibujamos los contornos de nuestras caras.
¿Cuál es la verdad?
La magia del maquillaje.

Entran los músicos de tango del espectáculo anterior. Contrastamos tanto con sus ropas austeras. Camisas blancas y pantalones negros. Nosotras somos mariposas multicolores en plena desnudez.

****

Salió bien, gracias por preguntar.
Me levanté antes del final y la escena quedó a oscuras. La música siguió sonando. Está bien, me dijo el director, que escuchen.
Que sepan.
Que se enteren.
Venidos de otro lugar.

El verano junta a la gente. La hace participar.
Viene gente y todo se resignifica.
Vecinos.
El arte se abre como una flor en pleno corazón de Floresta.
Agosto de domingos atípicos. Ningún asadito familiar.
Algodón de azúcar, manzanas acarameladas,
higos con pochoclo
antes de la función.

****

Y ahora, la lluvia.
Se viene la gran reestructuración.
Me daré vuelta como una nuez.
¡Otra vez!
(ves - ves)

29 de agosto de 2009

El ratón Pérez

Nico -Creo que me está saliendo una muela...
Yo -¿No te habían salido las muelas de juicio ya?
Nico -Yo creía que sí, me duele...
Yo -Sí, bueno, bienvenido a mi mundo.
Nico -La evolución debería haber inventado otra forma.
Yo -¿Querés un ibuprofeno?
Nico -¿Eso que tomás para la menstruación?
Yo -Sirve para otras cosas también.
Nico -Nah.
Yo -Sí.
Nico -¿También para el dolor de muelas?
Yo -Es un antiinflamatorio. Te leo lo que dice la cajita: "indicado para el alivio sintomático de dolores de espalda, musculares, de cabeza, de dientes, producidos por la artritis, dolores menstruales, dolores asociados a estados gripales y para bajar la fiebre".
Nico -¡Wow! Dale cinco minutos más y arregla la economía.

28 de agosto de 2009

Only Love can conquer Hate


flor dice:
Tengo una imagen del día de mi cumpleaños...
flor dice:
en la que yo estoy tirada en el piso del baño llorando porque Guillermo me acaba de mandar el peor mail de nuestra historia. Nico está al lado mío con un repasador en la mano abrazándome... (creo que había estado preparando unos sánguches en la cocina para que comiéramos algo, por eso tengo la imagen vívida del repasador, la gente iba a caer más tarde). En ese momento de llanto tuve una extrapolación hacia un tiempo futuro. No sé bien cómo explicarlo pero la sensación era que ya no estábamos allí, el dolor había pasado y el momento dramático se había esfumado. Me acuerdo que le dije: "¡Dios mío, quiero que pase ya este día nefasto, quiero que deje de ser mi cumpleaños, quiero poder reirme de esto! No quiero estar en este baño, vos con un repasador en la mano y yo llorando a moco tendido por un energúmeno que convivió conmigo seis años y que ahora no se digna a hablarme... ¡Quiero que esto sea pronto una anécdota más de mi vida, una simple anécdota más de mi vida!"
flor dice:
¿Entendés el momento? Fue muy loco. Como si de pronto una mano gigantesca me levantara y me hiciera ver lo que había más adelante en el tiempo. Y entonces empecé a gritar: ¡Quiero ser vieja, muy vieja, llegar a los cien años y contarles esto a mis hijos y a mis nietos y reírnos de esto!
flor dice:
Nico me miró muy serio como sólo él puede hacerlo a veces y entonces me dijo: "flor, no me cabe la menor duda de que vas a llegar a los cien años rodeada de hijos y nietos y de que te vas a reir de esto muchas veces en tu vida".
flor dice:
Y ahí me di cuenta de algo horrible: la sola idea de llegar a los cien años y de que Nico se muriera antes me pareció insoportable
flor dice:
¿Te das cuenta de la situación? Yo estaba extenuada de llorar por tanta pérdida. Y ya me estaba extrapolando hacia una futura pérdida... una cosa de locos.
flor dice:
Y acá viene la parte cómica del asunto... yo estaba realmente muy mal y no medía bien las diferencias... todo en ese momento era dramático, ¿entendés? TODO. Le dije sin contenerme..."cuando vos te mueras yo voy a quedar muy... muy triste". Y empecé a llorar de una manera horrible.
flor dice:
¿y sabés qué hizo Nico?
flor dice:
obviamente, se empezó a reir...
flor dice:
y a gritarme: "¡Flor, falta mucho para eso!"
flor dice:
así, con el repasador en la mano.
flor dice:
y él se reía y yo lloraba
Debora dice:
jajajajajajajaja
Debora dice:
está haciendo todo lo posible por cumplir esa promesa
flor dice:
bueno, ahora anda diciendo que nos va a enterrar a todos...
flor dice:
y capaz que lo hace, eh.
flor dice:
bah, capaz no. Capaz Jimbo y Pancho lo terminan enterrando a él...
flor dice:
sería un buen final
flor dice:
un final muy a lo Cervantes***.



***"Coloquio de los perros", Novelas ejemplares, Miguel de Cervantes.

27 de agosto de 2009

Ay, Tarsila...




Estoy leyendo poco.
Estoy bailando mucho.
Me duelen las articulaciones, los brazos, la clavícula.
Tengo que dar una clase.
De lingüística.
Me pienso en un aula.
Hablando conceptos difíciles.
Me dan ganas de reir.
Me río.
Hoy tengo la cabeza en los pies.
¡Ay, Tarsila do Amaral!

21 de agosto de 2009

Trébol

Nico es de la clase de personas que en un montículo de tréboles del jardín encuentra un trébol de cuatro hojas.
Y te lo regala.

20 de agosto de 2009

El tao de los ficus (en maceta)

Hay dos ficus en mi casa que me siguen a todas partes. Cada vez están más grandes y más ramificados. Un día voy a necesitar una grúa para levantarlos.
Con la tormenta de la semana pasada el ficus variegado se cayó y su maceta de cemento se quebró. Hubo que cambiarla por otra de inmediato. Y ya que estaba, la cambié por una maceta más grande. Al hacerlo me percaté de que las raíces del pobre árbol estaban completamente por fuera de la maceta vieja. No me extrañaría que la fuerza del mismo árbol hiciera que la maceta se rompa. Una llamada de atención. ¡Cambiame de maceta, Florencia! Cuando lo compré el ficus tenía más o menos mi altura. Siempre fue más bien espigado. Ahora en cualquier momento veré su copa desde mi habitación (que está en un primer piso).
El otro ficus (el trenzado) siempre fue más enano pero de copa más frondosa y de un verde brillante. Fue un regalo de mis padres. Antes de llegar a esta casa no pasaba la medianera. Ahora ya la sobrepasa al punto de que si no lo corro pronto se topará con el techo del alero. Pero comencé a notar que las hojas se amarronaban y se caían sin causa aparente. Luego de una búsqueda fructífera en internet caí en la cuenta de que el ficus simplemente se estaba pudriendo.
Una vez que estuvo fuera de la maceta (olía muy mal) lo dejé al sol con cepellón y todo para que terminase de drenar todo el agua. Resulta que en el afán de crecer, las raíces habían tapado completamente el agujero de drenaje. Por exagerado casi se ahoga.

Crecer tiene sus riesgos. Me ha quedado clarísimo.
Te podés caer.
Te podés ahogar.
Pero vale la pena si hay manos que te ayudan a sostener el equilibrio.

14 de agosto de 2009

Cada cual con su tornado


¡Venga el tornado, venga!

Aquí abajo hay casas, memoria.
Aquí abajo hay cofres, imperios.
Aquí abajo hay fuego.

¡Venga el tornado, venga!

Aquí abajo,
esperan...
esperan...

y.

Florencia Rossi, A cuerpo perdido



Aymeé Mann es hermosa por donde la mires.
Y es más bella e interesante escucharla en vivo.
Su guitarra es del mismo tamaño que sus caderas. Todo en ella es una gran caja de resonancia.
Por la tarde R. llamó diciendo que tenía entradas para ver a Aymeé Mann en el Gran Rex.
-¿Quieren venir?
De Aymeé Mann yo sólo conocía la banda sonora de la película Magnolia, película que por cierto me pareció buenísima.
-¿Tenés ganas de ir?- me preguntó N.
-Y dale. Vamos.

"Me gustan las chicas que componen sus propias canciones", me había dicho él en el verano. "Pero yo soy una intérprete", le respondí. "No, cariño, vos sos compositora, pero tenés una tara".
Hace seis meses que N. se ocupa de quitarme todas las taras. Todas y cada una de ellas. Por donde me mire N. sólo encuentra belleza. No hay forma de sentir nada malo en mí. N. me hace florecer desde el más mínimo detalle hasta el más abarcador.
-Vos tenés esas caderas, cariño. Y tu guitarra tampoco está nada mal.
Me río y estoy feliz. N. sabe por qué.
-¿Viste como con una guitarra y una voz lo pueden llenar todo?
-Es el rasguido, ¿no? Ese mismo rasguido.
-Pero ella también tiene un piano.
-Claro.
-Ajá.
Nos miramos cómplices.
Con N. todo es así. Nos miramos y ya sabemos.
Es un viaje inesperado. Increíble.
Un tornado que vuelve. No está nada mal.
Gracias Aymeé.
Gracias R, por invitarnos.
Allá vamos.


Los dejo con el Little tornado de Aymeé Mann...

12 de agosto de 2009

Ya no escribo como antes

Mi amiga, la poeta, me dice que ya no escribe como antes.

- El otro día estuve llorando como una hora porque "ya no escribo como antes".
-¿Como antes cómo?
-En el 2006 escribí 150 poemas, en el 2008 escribí tres poemas.
-¡Pero Lau! En el 2006 no escribiste 150 poemas. Reescribiste 150 poemas. Que no es lo mismo. ¡Y los tres poemas que escribiste en el 2008 valen los 150 poemas que reescribiste en el 2006!

2 de agosto de 2009

Feliz cumple

Agosto es el mes de mi hermano.
Un mes largo y frío.
Un mes lleno de comienzos.
El mes de la Pacha.

29 de julio de 2009

Movimiento natural

Permanecer.
A veces no es posible.
A veces alguien nos dice cómo.
Nos lo muestra.
Imitamos.
Y tampoco es posible.
Es que el movimiento natural
nos aterra.


Pina Bausch*** - Café Muller - 1978

*** Bailarina, coreógrafa y directora de ballet alemana, está considerada como la creadora del teatro-danza en su país. Sus coreografías retratan al ser humano con todos sus defectos y virtudes. Confiesa no sentirse interesada por el movimiento de las personas sino por lo que las mueve.

25 de julio de 2009

Reina del no-es-lo-mismo

-Tenés problemas- me dijo.

No respondí. Claro que tengo problemas.

-¿Vos te das cuenta de que Yenny y El Ateneo son exactamente la misma librería?
-Si, claro.
-¿Y entonces? Es igual donde lo compres.
-No, no es igual. No me gusta la librería Yenny que queda en la avenida Cabildo. Nunca me gustó. Primero porque es culpable de la muerte de una librería bellísima como Balzac. Segundo porque denigra el concepto de lo que es una librería.
-Bueh.
-Esa Yenny ni siquiera tiene una sección de poesía. Me tuve que dirigir a una vendedora que no tenía la más puta idea de lo que le estaba preguntando. Le dije Poéticas del Vacío de Hugo Mujica y me dijo ¿Políticas del vacío?
-¡Pero lo tenían!
-En el desván y estaba manchado. No voy a comprar un libro arrumbado en un depósito frío si puedo evitarlo. Quiero comprarlo en El Ateneo donde tenían tres ejemplares, ordenaditos en la sección poesía. Y lo hubiera comprado en Cúspide si lo hubieran tenido pero me fastidió mucho que me mintieran y me dijeran que el libro estaba agotado cuando lo acababa de ver en El Ateneo. Y sé que son tan mercenarios como cualquier otra cadena grande de libros. Pero al menos tienen la decencia de exhibir la mercadería con un poco más de respeto. Es un libro lo que estoy comprando, no una remera.
-Pero al final en esa Yenny lo tenían. Pensabas que no lo iban a tener y lo tenían. ¡Si tuvieras que vivir con todos tus prejuicios no te alcanzarían ni seis ambientes!
-Claro que sí. Vivo en una casa con... ¡cinco ambientes! Pero capaz que alguno duerme en la cocina.

23 de julio de 2009

Luz de invierno















-Un cuarto propio en mañana de domingo-

Hay una luz blanca, lechosa, de julio, que sólo el frío la causa. No hay forma de amarillearla. Uno quisiera hacerla más solar pero no. La luz enfría la mañana.
Hay un vaso de agua que me da escalofríos. Una taza de té sería más apropiada. Y los libros, sin lugar a dudas, demuestran que no estoy leyendo nada preciso en este momento.
Hay un reloj despertador. A veces funciona como despertador y otras veces juega a enmudecer en los momentos más inoportunos.
Hay un pequeño alajero. Fue un regalo de mi amiga Mariana. Nunca sé bien qué guardo allí. No cumple ninguna función muy clara.
Hay una lámpara que tiene cien años. Era de mi abuela Cata. Originalmente era una lámpara de aceite que mi abuela hizo transformar en un artefacto eléctrico. La tulipa, en cambio, tiene sólo un año.
Hay unas sábanas con cerecitas que claramente no dan la imagen de que estamos en invierno. Unas sábanas menos veraniegas ahí, por favor.

17 de julio de 2009

azares

Estoy firmemente convencida de que durante toda nuestra vida nos estamos preparando para ser algo o alguien, aun cuando no lo hagamos conscientemente. Una mañana llega el momento en que uno se despierta y descubre que se ha convertido de manera irrevocable en aquello para lo cual se había estado preparando desde hacía tiempo. Dios mío, ése puede ser un momento difícil si uno ha estado haciendo las cosas indebidas, algo que va en contra de la naturaleza de uno. Y, créame, yo sé que eso puede suceder. No comparto en modo alguno esa idea estúpida de que lo que uno lleva dentro tiene que salir tarde o temprano, de que no es posible suprimir el verdadero talento. Las personas pueden ser destruidas, pueden torcerse, deformarse y se las puede mutilar completamente. Decir que uno no puede destruirse a sí mismo es tan necio como decir que un joven muerto en la guerra a los veintiuno o veintidós años murió porque ése era su destino, porque de todos modos no iba a hacer nada. Abrigo la firme creencia de que la vida de ningún hombre puede ser explicada en términos de sus experiencias, de lo que le ha sucedido, porque a despecho de toda la poesía y de toda la filosofía que afirman lo contrario, no somos realmente dueños de nuestro destino. No dirigimos realmente nuestras vidas sin ayuda y sin impedimentos. Nuestro ser está sujeto a todos los azares de la vida. Son tantas las cosas de que somos capaces, que podríamos ser o que podríamos hacer. Las potencialidades son tan grandes que ninguno de nosotros las cumple nunca en más de una cuarta parte.

Entrevista a KATHERINE ANNE PORTER (EE.UU., 1890–1980)


15 de julio de 2009

Un buen fuego para el artista

















Las medias rojas - Lucho Rossi

Ayer, festejo.
Mi hermano exponía sus cuadros nuevos en una galería de arte. Antes de llegar fuimos con Nico a tomar café con leche y medialunas al Florida Garden. Ahí mismo había un afiche donde anunciaban la exposición de Lucho. Ver el nombre Lucho Rossi en el Florida Garden me produjo una sensación bellísima.
Ayer me tuve que lavar la cara varias veces. Varias veces. Dolor. ¿Por qué? A veces no entiendo de dónde salen las lágrimas. En el cuerpo sentía el frío de mil madrugadas.
En la exposición, mi hermano estaba radiante. Ya no pinta con verde. Ahora le tocó al rojo.
El verde es el color de los comienzos.
El rojo es el color del fuego.
Y del amor.
Hace dos años eran Grietas.
Hoy son Caricias.

13 de julio de 2009

Tímido brote amarillo

















Este jazmín llegó a casa un día de marzo. La verdad es que nadie daba un centavo por él. La planta estaba raquítica y abichada. Las pocas hojas verdes que le quedaban estaban en los extremos. Nunca se había visto planta más fea.
Busqué información sobre jazmines. Una amiga que tiene terraza me dijo que no me preocupara, que los jazmines son muy fáciles de cuidar. Y es cierto. Son plantas increíblemente fuertes. Con un poco de sol, agua, nutrientes y espacio crecen muy bellos.
De a poco, a fuerza de tierra nueva, sol por la mañana, fertilizante y mucha agua, la planta comenzó a brotar. Fue necesario el veneno en su justa dosis para eliminar los bichos que se habían apoderado hasta el tronco. Increíblemente, el jazmín brotó en la época en la que las plantas suelen irse a dormir. El otoño -aunque benigno- no ayudaba a la rápida recuperación. Pero el jazmín es tozudo y es resistente. Un sobreviviente. La alegría de brotar trajo alegría al jardín y al resto de las plantas.
Un día de junio dio un tímido pimpollo. Y en los días más fríos de julio, el brote se abrió en una flor.
A destiempo, es cierto.
Pero qué importa.

11 de julio de 2009

Arte, amor, pintura



LUCHO ROSSI

Próxima Exposición

Caricias en galería Bohnenkamp & Revale.

Inauguración: Martes 14 de Julio.
Horario: a partir de las 18 hs.
Dirección: Maipú 979/81
Cierre de la muestra: 28 de Julio.

Entrada libre y gratuita :)

10 de julio de 2009

Diagnóstico de espalda

Contar vértebras. ¿Dónde está la séptima cervical? Es una vértebra gibosa, dicen, fácil de ubicar. Gibosa, qué fea palabra. Suena tan raro decir "séptima cervical". Hay palabras que cuando las digo no me siento muy yo que digamos. Hundir los dedos y sentir: pulmón kyo, corazón jitsu. Es muy raro. El otro respira. Las dorsales son más chiquitas que las lumbares así que no te confundas con la cuenta. Me pone nerviosa que la cuenta no coincida. O estoy frente a un ser más evolucionado que los demás o yo conté mal.
Nah, yo conté mal.

9 de julio de 2009

Ensayo II

Siempre los ensayos comienzan con una pequeña rutina de estiramientos. Esta rutina tiene varios propósitos. El primero y principal es estirar y calentar los músculos del cuerpo para trabajar mejor y nos lastimarse. Pero hay un propósito mayor y es integrar la energía del grupo. Unificarnos en una misma energía. Respirar todos juntos. No conozco mucho a mis compañeros de grupo pero he respirado con ellos y eso es mucho más de lo que puedo decir de algunos de mis amigos.

-Hay un pedazo de esta obra que algunos de ustedes no conocen. Hoy vamos a restituirle a De copla luna la parte que hace años le faltaba. La voz de Flor.

Fue hermoso, inquietante. Y el nuevo bailarín, el que hace de vidalero, es afable y dulce. Nos encontramos fácilmente. Cuando nos quedamos solos me dijo: "De copla y luna fue una de las primeras obras que vi cuando llegué a Buenos Aires en el 2005. Yo te vi ese año varias veces". Nuevo escalofrío pero de los lindos. El 2005 fue un año intenso y doloroso. Y hubo varias funciones ese año.

Ver a mi amiga haciendo de serpiente me estremeció. Es la primera vez que mi amiga y yo compartimos un escenario. Y aunque sea sólo un pedacito de la obra es crucial que así sea. Como tenía que ser desde un principio.

Todo llega, ¿vieron? Pasito a paso.

4 de julio de 2009

La rosa color té

Es sábado al mediodía.
Nico pela cebollas. Vamos a hacer ravioles de calabaza con salsa de hongos.
La casa está desordenada y la cocina, humeante. Todo es un enorme patas para arriba pero hay un ramo de flores en un rincón de la cocina. En el centro hay una rosa de color té. Días atrás le había quitado el potus al florero. Nunca tengo floreros en casa (nunca tengo flores en casa). En el jardín, sí. Del potus colgaba una maraña de raíces traslúcidas. Las enterré en tierra. Todo allí está en su lugar. La raíz en la tierra, lo verde en el aire. Así debe ser.
Nico es quien trajo el ramo de flores. Es bellísimo. La rosa color té ya se está abriendo. Es de las que se abren.
No como otras rosas que quedan como pimpollos truncos.

26 de junio de 2009

Que el viento traiga semillas, que las semillas florezcan, que el canto se funda en danza y sea sangre, fuego y espíritu

Estamos sentados alrededor de la mesa de la cocina. Tomamos té verde con jazmín y cedrón, un clásico de mi casa. De pronto Facu le dice a Lau:

FACU -Porque vos fijate, todos se enamoran de Flor. Lo mismo le pasaba con los guitarristas. Incluso yo estoy un poco enamorado de Flor, decí que es tu mejor amiga...
LAU -¿Perdón? ¿Quieren que me vaya?
FACU -No hace falta. Nosotros expresamos nuestro amor de otra forma. Sublimamos con el arte.
YO -¿En serio? ¿Y cuándo me vas a invitar a sublimar de nuevo?
FACU -Cuando quieras. Tenemos una función para el 16 de julio. ¿Te animás a volver con "De Copla y Luna"?
Yo -CHAN.
LAU -Ya está, el lunes tenés ensayo.

19 de junio de 2009

Basada en hechos reales

Entro a mi casa. La encuentro extrañamente desordenada. La mesita de luz atiborrada de libros, la cama a medio hacer, trastos de la cocina sin lavar, ropa suelta, desmembrada, discos nuevos abiertos a medio escuchar. En la heladera quedan algunos restos de comida y muy poca verdura. También hay limones de Gabriel. No hay leche. Hay queso para rallar. En la alacena hay legumbres, arroz, fideos secos integrales, frutas secas. A veces compro huevos. Volví a hacer tartas pero ya no hago la masa. La de berenjenas me sale bien. La de choclo es fácil de hacer. A veces, muy de vez en cuando, amaso pan. Estoy seriamente pensando en comprarme una máquina de pan. Y una silkepill (me liberaría de la tiranía de la cera). Ya son varias tiranías.
Pasé por el barrio chino y volví a mis andanzas. Compré miso (está vez del bueno, mmmh) y la salsa de soja sin conservantes ni caramelo. Tiene vencimiento. El pan de arroz sigue impecable y un tofu que aún no me comí. También pasé por El Ateneo y arrasé con los discos de Queen. Sí. A day at the races. La canción You take my breath away me quita el aliento cada vez que la escucho. Y Somebody to love tiene magia. La escucho y siento amor emanando por todos mis poros. Se me salen las lágrimas. ¿Cuándo la escuché por primera vez? ¿A los 17 años? Ya me habían dejado una vez. Oh, sí, me rompiste el corazón. Hoy escucho la voz de Mercury y me transporto a vaya saber qué universo. Mi hermano escuchaba a Queen. Mi hermano siempre fue más sabio que yo a la hora de elegir un soundtrack para su vida. La canción Teo Torriate (Let us cling together) me hace llorar. Nada que vaya a suceder realmente.
Volviendo al presente: the master of the universe de la lemon pie hizo una con los limones de Gabriel. Y trajo música con batería a casa. Escribo este post escuchando Fat Freddys Drop, Based on a true story.

Así que.

16 de junio de 2009

Fuera de la jaula

El mundo se ha abierto
y la grieta es ancha.
La siento
la palpo

¡es ancha!

Un ronco despertar de cuerdas
se desangran
arden un ahora
ya!

ahora!
ya!

Es raro
estar desnuda
ante la verdad más absoluta.

Me levanto en sueños y el piso está allí.
Difícil es
no caer.

Difícil es
no caer
abrazada a mí.

De pronto nadie tiene el poder de pararme.

Oh Dios.
Qué miedo.

Oh Dios.
¡Qué miedo!

¡Ja!

Las ganas
se han vuelto alas.

13 de junio de 2009

10 de junio de 2009

Tribunales

Lavalle y Talcahuano. La Ley.
Un colectivo Soldati-Retiro.
Puestos de libros,
usados,
robados,
no sé a quién.
Chucherías,
frío,
un banco de plaza
y gente fotocopiada.
Fotocopias sucias
autenticadas por escribano público
fagocitadas y marchitas
en manos blancas
inmaculadas.
La Ley. La Ley.

Yo escribiendo
urbaidioteces.

Y te espero
(se hace tarde).

8 de junio de 2009

La conversación (always, always the hours)

Afuera hay sol.

Lo paso a buscar por la librería de Cabildo y Juramento. Lo encuentro mirando absorto libros de Krishnamurti.
-Epa, cómo cambiamos, ¿qué pasó?
-No me vengas con que tengo que leer Las partículas elementales, guacha.
Nos abrazamos fuerte. Está hermoso pero distinto. Está grande.
-¿Cómo estás, Flower?
Yo estoy bien. Envuelta en mi abrigo rojo como el corazón. Rojísima en una tarde de sol de domingo. Y feliz de verlo.
-¿Sabés? Yo leí un par de cosas de Krishnamurti.
-¿Vos? ¿Qué leíste de él?
-Sus diarios. Ya sabés, me fascinan los diarios. Están buenos, interesantes.
- A mí me lo recomendó un amigo.
-Sí, Krishnamurti está bien pero vos lo que tenés que leer es esto.
Saco el libro que estoy leyendo por estos días. Budismo Zen y Psicoanálisis de Susuki y Erich Fromm.
-Leí a Erich Fromm. Al otro no lo conozco.
-Me imaginaba.
Salimos de la librería. La mirada de él es grave pero aún sonríe. Hay algo de antiguo y nuevo en esos ojos. Aún no logro darme cuenta.
-¿Te molesta si caminamos? Me gusta mucho caminar mientras hablamos.
-Caminemos.
-Qué loco es estar en estas calles con vos. Y qué bueno.
-Ah, sí, hay gente que odia Belgrano pero yo no puedo. Racionalmente siento que es un barrio horrible pero tiene estas calles, esta plaza... No se pueden odiar estas calles, ¿no?
Se ríe.
-¿En qué año nos conocimos, Flor?
-En el año 2000. Fue el año en que Guille y yo fuimos a Bahía. Vos y Cynthia acababan de volver de allá y nos juntamos con la excusa de que nos podían pasar datos de lugares.
-¡Totalmente! Ese encuentro fue delirante. No parábamos de hablar.
-Vos y yo no parábamos de hablar.
-Obvio.
Las horas empiezan a pasar. No tenemos reloj y las calles de Belgrano son todas iguales. En un determinado momento nos sentamos en un lugar llamado Bella Italia. Pedimos un capuchino, un café cortado en jarrito y medialunas para acompañar. El sol está bajando.
-Hay un apego a los límites, ¿no?, una manera de exaltar la existencia de uno que al mismo tiempo te da pánico y genera una terrible atracción. No sé muy bien a quién le robé este pensamiento pero así siento que viví mi vida. No sé bien por qué pero yo te veía también así y por eso había ciertas cosas de tu vida que no me cerraban.
-Sí, porque yo anhelaba la calma. Pero era una calma muerta. Supongo que tiene que ver con el peso de mis juicios que no me permitían romper mi propia jaula. ¡Justo ahora vengo a descubrir que yo también tenía mi lado conservador! Claro que al lado de una persona como Guille, ¿quién se iba a dar cuenta?
-Puf, qué sinceridad, guacha. Estuve años esperando que me dieras una respuesta así, ¿sabés?
-Es que era algo impensable para mí.
-Flor, porque lo amabas. Cuando uno ama así hace concesiones todo el tiempo, ¿no? Entonces perdonás cosas que quizás a otra persona jamás le perdonarías. Construís una moral. Ustedes, además, no siempre fueron así.
-No, es cierto, tuvimos una época dorada. Pero ahora que todo se fue a la mierda (y de la peor forma) me doy cuenta de que me dediqué a cuidar a una persona que creí que amaba cuando en realidad resultó ser un espectro, una imagen espejo de lo que yo quería ver y de lo que él quería que yo viese. Incluso no sé si cuidar es la palabra. Me dediqué a "maternar" a esta persona. De su parte no sé qué hubo. No sé qué es amar para él. Creo que tenemos morales muy distintas.
-Sí, bueno, empezando porque él es un garca y vos no.
-Ah, sí, claro, empezando por ahí. Pero fijate que no es tan simple, él era funcional para mí. ¿Por qué? Eso es lo que me entristece mucho. Me doy cuenta de que yo a los veinte años era mucho más rígida que ahora, con una estructura mental que no me permitía vivir plenamente lo que en verdad pensaba. Y eso es malo. Muy malo.
-Yo conjeturé mucho al respecto de todo esto. Muchas amigas a mi alrededor se hacen la misma pregunta. Y creo que hay una forma de definir al ser femenino en la generación anterior, en cierto círculo social que condicionó la libertad de ustedes. Porque, carajo, en definitiva lo que elegías era cercenar tu propia libertad al crearte esta "jaula". A mí me perturba estar haciendo lo mismo en mi relación actual.
-Te perturba que tu mujer esté haciendo eso con vos.
-Y yo con ella.
-Claro, pero siempre en nombre de estar viviendo "un gran amor".
-Exacto.
-De todos modos, yo no descarto que se pueda vivir un gran amor. De hecho, yo viví un gran amor. Pero las cosas siempre están en movimiento. Es ridículo creer que todo se va a quedar así, igual. Cuando un pelotudo de 31 años me dice que se quiere separar porque ya no es lo mismo, no sé, pienso que esa no es respuesta. Porque ¡claro que no es lo mismo! ¿Lo mismo con respecto a qué? ¡Hay que pensar un poco más! O mejor dicho, hay que sentir. Sentir un poco más. Animarse a sentir. Pero hay un miedo muy fuerte a esto. A ser vulnerable frente al otro.
-Bueno, es que hay cada garca dando vueltas.
-Sí, claro, el mundo está lleno de garcas.
-Qué mierda.
-Sí.
-Pero no es difícil darse cuenta de quién es un garca. Hay que afinar el olfato. Ya tenemos más de treinta años. En eso me siento feliz. Tengo el escudito preparado. Ahora, a mi me enseñaron que en el amor no se llevaba escudo, entendés. Es a corazón abierto la cosa. ¡Y si no, que no haya nada! El día que Guillermo se rajó de mi casa no sólo mi pareja se murió ese día. Se murió una idea del amor que yo tenía. Un cambio radical se venía gestando.
-¿Y qué queda después, Flor? Esa es una pregunta muy buena y muy terrible.
-Para mí el amor siempre fue muy importante. Cualquier tipo de amor. Y sé que va a estar siempre.
-Sí, de eso no hay dudas, pero si después de lo que viviste el amor se resignifica de manera tal que sabés que cierto tipo de amor profundo nunca más se va a repetir, ¿qué esperanzas se tienen de volver a vivir un amor trascendente?
-Quizás no me expliqué bien. Todo amor para mí es trascendente. Pero así soy yo. Lo que no voy a volver a repetir es la jaula y la ceguera. No al menos en eso. Me mandaré otras cagadas. Pero no esa. El amor no puede ser sólo refugio. Tiene que ser también motor. Quizás creas que soy una ingenua. Pero nunca voy a ser una persona escéptica. No está en mí ser así ni me educaron así. El amor, para mí, es lo más importante en esta vida. Pero ese amor puede venir de la mano de gente muy diversa. No tiene que ser un esposo. Un amante puede ser trascendente. Un amigo puede ser trascendente. Un hermano. Un padre. Un hijo. Hay miles de formas de experimentar el amor. Los que no pueden, pobres de ellos. Y que el entorno piense lo que quiera.
-Ah, claro, eso ni hablar. El entorno que se cague.
-Bueno, pero eso no es tan obvio. Es increíble el daño que puede hacer el entorno. Lo que puede desgastar y lastimar. Siempre el entorno te va a pedir que encajes en alguna estructura. Porque el entorno siempre quiere explicarte. No le gustan las personas que se salen del casillero. Y ahí te quedás, tratando de emparchar estructuras insostenibles que terminan por destruir tu esencia interna.
-Bueno, pero es necesario adaptarnos en cierto grado. El miedo a la soledad es terrible. El punto es el equilibrio, ¿no? Porque si uno de repente se encuentra intentando vivir en función de una circunstancia con la que no te identificás... en fin, entrás en crisis con lo que sos.
-Claro, por ejemplo, si vos sos un garca... y querés ser una buena persona, lo intentás, con todas tus fuerzas... pero tenés naturaleza de garca ¿qué vas a hacer? Y bueno, en algún punto vas a entrar en contradicción con vos mismo y te vas a mandar una gran cagada, ¿no?
-Jajajaja, claro. El problema es que el mundo está lleno de garcas que parecen buenos tipos.
-Por eso, hay que saber identificarlos. Vos sabés, a mi las diferencias nunca me asustaron. Pero, ojo, a mí algunas diferencias casi me destruyen.
-No sé, yo tengo un tema con la reivindicación excesiva del sí mismo. Como también lo tengo con la dependencia extrema. Hay que poder superar esta dicotomía.
-Los que se reivindican a sí mismos en exceso son los que yo llamo egoístas. Un egoísta extremo no puede amar. No sabe. Tienen el enfoque en otro lado. Y tienen su problemas, obvio. Los extremadamente independientes son seres muy miedosos.
-Quizás el tema final sea la prioridad: qué es lo prioritario para la definición de uno mismo. Está claro que algo que está afuera de uno no debería ser prioridad. Pero ¿y el amor?
-El amor está adentro de uno.
-Yo no tengo la respuesta, eh, si eso es lo que estás esperando... Pero esta problemática es súper importante, Flor. No es novedosa pero lo veo como algo muy representativo de nuestra época.
-No sé si es representativo de nuestra época. Yo creo que hay gente que se pregunta cosas y después están los que no se preguntan nada y viven como vacas. Yo quiero juntarme con los que se preguntan cosas. Con los que se pegan la cabeza con el muro varias veces. Quizás sea riesgoso. Pero vale la pena.
-¿Vale la pena? Yo les quiero enseñar a mis hijos que vivir el amor vale la pena. Pero siento que la van a pasar mal. Este mundo es una mierda.
-Mirá, cada vez que mis viejos piensan en como nos educaron a mi hermano y a mí se agarran la cabeza y dicen...¿para qué mundo educamos a nuestros hijos? Pero te voy a decir algo, desde mi lugar de hija, te respondo que está buenísimo.
-No sabés lo importante que es para mí esa respuesta.

Hacemos silencio.
Nos miramos.
La charla podría seguir, interminable. Han quedado muchas cosas por decir pero aún no es tiempo.
Ya es de noche y hace frío.
Nos levantamos del café y empezamos a caminar por las calles frías de Belgrano. Las horas han pasado y nos urge un poco de calor. En la parada del 152 me abraza fuerte para despedirse.
-Me alegra verte bien, íntegra, y saberte mi amiga.
-Lo mismo digo.
Me subo al colectivo y desde la ventana lo veo alejarse.

Afuera, hay luna.