17 de septiembre de 2016

Date ese empujoncito

No querés perder tiempo, eso pasa. Si alguien te regala un pedazo de conciencia y luego vas y la tirás por ahí, en el olvido de los vasos de cerveza ¿dónde está el sentido de ese regalo? La energía es una sola en diferentes facetas. Innumerables caras que se aparecen una y otra vez mostrando algo. No estás pudiendo jugar ese juego. Porque si pudieras abrir tu mente, escapar de esa habitacioncita en la que te metiste podrías encontrar diamantes en cualquier conversación. O simplemente es cuestión de aceptar que no todo el mundo es interesante. Y que ni siquiera tu propia vida es interesante para otros.
Date ese empujoncito para que la energía entre en esos lugares olvidados de tu ser. Date ese empujoncito para salir de la habitacioncita y saludar al sol. 

10 de septiembre de 2016

Ventanas

Me compré un super monitor. Toda internet se ve más amplia, más linda. Entro a blogs viejos que ya no actualizan y se ven tan lindos. Hay tanto espacio....
Me compré un super monitor.
Seguro que hay monitores mejores que el mío. Más grandes, mejores. Siempre habrá mejores.
Pero pasa lo siguiente. Hoy abrí la ventana de este cuarto y había un cielo brillante, azul, muy intenso. Y apagué esta ventana, este monitor. Y me fui.
Ahora volví y les cuento esto. Y es tan tonto. Y sin embargo, yo me siento conmovida. 

7 de septiembre de 2016

Remix

Volví a ver Reality Bites en Netflix y me acordé de cuando fui a un super cine re-moderno-de-Belgrano a verla en el año 95 con butacas reclinables, muy noventas todo. Y me acuerdo de lo que fue tener 18 años en pleno proceso de la globalización, flexibilización laboral, productos importados llenando las góndolas de los hipermercados y la falta de oportunidades laborales. Querer cantar canciones que tuvieran sentido y estudiar una carrera que no sirviera más que para regodearme en mi intelecto porque ya, ¿qué otra cosa iba a ser sino esconder la cabeza en una pila de libros con un montón de gente como yo? En la peli abundan las marcas por doquier: Gap, BMW, Coca-Cola, Pringles, 7-Eleven, Pizza Hut, Domino's Pizza, Evian, Camel, Snickers, McDonalds, Cocoa Puffs, Infiniti, Ford y Minute Maid. Saturación total. Entonces, claro, bailar. Al ritmo de The Knack, my sharona. Salí de ver la película con un sabor amargo y la sensación de que aún era demasiado chica para entender a la generación X. Quinto año o comienzos de CBC. Boludez total. Y sin embargo estábamos a  caballo de la X y otra cosa que iba a venir después.
Hoy al verla me fijé en la telefonía. Winona hablando por teléfono fijo, un teléfono que tiene un cable que se enreda. Ethan Hawk la llama desde un teléfono público porque su padre acaba de morir y ella dice hola, hola y él, nada, no puede hablar. Ella sabe que es él. Lo sabe. Sólo intuición, qué va. Así era. No había codificadores, no había incoming calls. Nada. Silencio del otro lado y click. Y vos sabías que era él. O ella. Escalofríos noventosos.

6 de septiembre de 2016

Dinosaurios

Hoy no tengo idea de qué escribir en este espacio. Los bogs personales son como los dinosaurios. Desaparecieron hace mucho tiempo. Escribir sin ningún propósito dejó de ser una razón. Pero por eso mismo no quiero abandonarlo. Porque escribir acá era como tirar una botella al mar. Quiero a mi dinosaurio. Así que aquí estamos.
Aunque sea un párrafo tonto y olvidable. Aquí va.
Publicar. Click.