13 de septiembre de 2012

Lamparita

"Nos hacemos preguntas cuyas respuestas ya conocemos". Chupate esta mandarina, nena. Ayer me quedé hasta tarde viendo el documental de Françoise Wolff sobre Jacques Lacan. Me quedé alucinada con la "conferencia" (aunque aclara: "no tengo la menor intención de dar una conferencia pero sí tengo algunas cosas que enseñar") que dio en la Universidad Católica de Louvaine en el año 1972.
Hace tiempo que vengo leyendo extracurricularmente sobre temas que de alguna manera se tocan con lo que doy en la facultad donde enseño una materia llamada Lingüística y Semiótica. Se tocan, coquetean y luego se despiden. Hace tiempo que pienso que me gustaría mucho tomar algún curso de psicoanálisis, leer las fuentes, ir a los textos. No porque quiera ser psicoanalista sino porque me seduce el conocimiento. 
Ayer escuchaba la voz extremadamente potente de Lacan y pensaba: esto es lo que Peirce llamaba primeridad, segundidad y terceridad, esto es el concepto de semiosis sin fin, esto es... ¡Ah!
Sí, ¡ah!

2 comentarios:

Vian dijo...

Yo quedé "rayado" con un tipo que lo interrumpe y lo increpa. Un poco torpe, claro... pero lleno de honestidad, en cierto sentido...
Creo que era en esa misma conferencia, ahora dudé, sin embargo, quizá de la misma forma como dudó lacan, ante sí mismo, durante esa interrupción.
saludos.

Flor dijo...

Vian, Sí! Es en ESA conferencia. A mí también, ese "happening" me pareció incluso atinado para lo que Lacan estaba queriendo decir: el lenguaje no sirve para expresar sino unos pocos significados.

:-)

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...