Rama y flor

Es tiempo de rosas en mi jardín. La lluvia las hizo florecer.
Una rama cayó hacia un costado por el peso del agua. Pero las flores florecieron igual, aunque la rama estuviera torcida.
Nada detiene a las flores. Cuando se abren, se abren.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40