Gracias, Néstor Kirchner

Dolor, consternación. A Nestor se le rompió el corazón y se murió.
Fui a la plaza.
Fui de la mano de Nico. Fui también con mis padres. Estuve con mi hermano y su mujer. Acompañé a mi mamá al lugar de las vallas donde la gente dejaba carteles de agradecimiento y flores. Compramos unos jazmines, le pedimos a la chica que los vendía que los eligiera ella.
Mi mamá abrazó los jazmines, tenía los ojos llorosos.
Llegamos a la valla, ella murmuró algo y me dio el ramo para que lo colgara en algún lugar. Lo dejé junto a un cartel que decía: "Nestor, me devolviste la dignidad, gracias".
Néstor era un apasionado de la política y de la lucha. Se le rompió el corazón en esta lucha.
Sólo resta continuar, seguir, con la palabra, la esperanza y la democracia.
Porque el miedo sólo sirve para perderlo todo (Manuel Belgrano dixit).


Comentarios

Paula dijo…
Gracias, Néstor
y Fuerza, Cristina
a continuar la lucha entre todos
SP dijo…
Estaba segura de que ibas a reabrir un ratito para rendirle homenaje.
Todavía no lo creo!

Pero siento que la tristeza y el dolor (sí, en el cuerpo) me impulsan a más, a vencer miedos y a sostener el sueño y la dignidad.

Un abrazo!
Chulian dijo…
Ayer estuve en la plaza y la verdad, conmueve ver tanta gente joven (como yo, como vos) unida detrás de un ideal tan fuerte.
Te recomiendo leas las notas de Mauricio Kartun de Feiman (el copado, no el otro) en La Nación.

Saludos!

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40