20 de mayo de 2013

There's no place to run to

Salir temprano por la mañana con el celular muerto por vaya a saber uno qué cosa.
Que el encuentro programado hace una semana se caiga dos segundos luego de haber arribado al lugar.
Que aún existan locutorios en la ciudad para hacer llamadas necesarias.
Que existan librerías en la ciudad con libros que explican conceptos como "pulsión" (?).
Que haya tiempo para caminar.
Que en el subte una mujer embarazada se quede parada porque tres chicas de veintis no pueden ver más allá de su pantalla del celular.

No hay comentarios.:

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...