14 de agosto de 2013

Navegantes antigos

Leyendo un blog de alguien que quiero mucho (enbuscademispasos) me reconozco en algunas de sus palabras. Aunque no haya hecho un viaje largo e intenso, siento que he estado viajando cuatro años ininterrumpidamente sin moverme de mi ciudad. Hace cuatro años que exploro y reconozco y vuelvo sobre los paisajes terrestres. El viaje interior o el viaje del cuerpo.
Tal vez sea la poca rutina que acompaña mi vida. El no saber que me deparará el mes que viene porque no hay forma de planificar algo que viene por oleadas. El escribir un blog desde el año 2004. Y bucear en la palabras de otros.
Tal vez sea porque también he leído a Juarroz en un momento en que mi casa se rearmaba y todos mi living era un cúmulo de objetos que no tenían ya sentido. Cajas y más cajas de cartón conteniendo más cartón. Tal vez porque yo también, como muchos otros que han leído a Saint-Exupéry, creía que había algo más en esa frase: "lo esencial es invisible a los ojos". Y entoncés qué hacer. Por qué intentar encajar piezas si hay algo que nunca encajará, que no está hecho para encajar.
Y está bien que así sea. Está bien que haya piezas que no encajen nunca. Porque hay piezas que tan sólo están para ser navegadas. Porque como dicen los navegantes antiguos "Navegar é preciso, viver nao é preciso".

No hay comentarios.:

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...