31 de diciembre de 2015

Deseos para 2016

Amo cuando el árbol se expande hacia todas las direcciones. Pero a veces necesitamos que crezca para arriba. Así en años venideros dará buena sombra.
Hace ocho años, cuando comenzaba con la aventura del shiatsu, no me imaginaba que iba a ser una forma de vida.
Bueno, lo es.
Esa es mi copa de árbol ahora. La que ahora me da sombra. Creció bien. Está alta y frondosa. Amo esa copa de árbol. Tiene ramas fuertes, hojas verdes y birllantes. Y está comenzando a rendir verdaderos frutos.
Pero yo no puedo quedarme con un árbol.
Yo quiero un bosque.

1 comentario:

Promediando el círculo dijo...

A por él! Beso enorme y muy feliz año

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...