8 de enero de 2017

Genio

LM vino a casa. Le prometimos un asado y quién puede negarse al fueguito crepitando, el brindis con cerveza helada y hundir los pies en el pasto recién cortado.
Nos acordamos con LM de otros veranos, de lo que nos gustaba leer, de cómo escribíamos. Y también hablamos de los blogs. LM y yo nos conocimos gracias a los blogs.
Leí hace un tiempo a alguien decir que los blogs eran una tierra desaparecida. Es extraño como quedan los residuos flotando por internet. Hay gente que simplemente nunca más volvió a escribir. Ni siquiera lo hizo conscientemente. Hay entradas en algunos blogs que ni siquieran son una despedida. Simplemente quedaron colgadas, allí, envejeciendo.
Cada tanto entro a mi nubedeagua. Siento que este espacio es como frotar la lámpara y un genio aparecerá. Casi nunca el genio es como lo imaginamos. Tardé años en darme cuenta que muchos de mis escritos me decían cosas por debajo, cosas que yo en mi ser diario no quería ver.  
Tal vez uno de los objetivos de este año sea dejar de frotar la lámpara a ciegas.
Conocer al genio.

No hay comentarios.:

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...