24 de enero de 2017

Lo táctil

Entré al mundo de lo táctil. Tarde, ya lo sé, como llegué tarde a muchas cosas en esta vida. Me importa poco, la verdad. Ya saben que detesto el consumismo al pedo.
Todos me dicen que no hay vuelta atrás con esto de los androids. Puede ser. Pasé de tipear en un tecladito con botonitos (mi blackberry era un fenómeno) a llamar via watsap por celular y hablar desde un colectivo 114 con una amiga que está en Tailandia... ¡No tiene precio! Sin embargo,estoy odiando mucho el teclado táctil, me contracturé los brazos al querer tipear a dos por hora el mínimo de oraciones.
Me siento como la primera vez que tuve un celular y sólo lo usaba para llamar. Allá, por el 2005 mi amiga Chizz (jovencísima ella) me enviaba textos que yo respondía con llamadas (que eran carísimas). Me resultaba imposible escribir en el tecladito del nokia 1100. Hasta que algo se iluminó en mi ser y mi pulgar se transformó en mi pluma. Lo tuve hasta fines del 2008 que su batería murió como también murieron otras cosas ese año. El deceso de ese celular marcó una época. La animadversión de los objetos inanimados creo que le llaman.
Mi hermano, entonces, me dio su motorola con tapita y se compró otro. Adoré ese celular. La verdad no tenía nada, era muy simple, llamadas, sms, radio. Ni cámara, ni música. Pero era una masa. Y mandé miles de sms con eso. Era irrompible y me duró hasta el 2013. Un día me robaron la cartera con todo adentro y ahí se acabó. Llegó el blackberry y dejé de usar el pulgar para empezar a usar los dos pulgares. ¡Maravilla! El teclado se había ampliado. Yo podía escribir literatura en el teclado del backberry.
Pero ya no. Entré al mundo de lo táctil. No sé como apoyar las yemas de mis dedos sin tocar mas de una tecla. Escribo, borro, escribo, borro, bah.
Sepan todos que volveré a llamarlos por teléfono. Mis cervicales están en juego.
Saludos!
 

1 comentario:

Jorge Curinao dijo...

El Nokia 1100 es lo más; encima tiene linterna. :)

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...