16 de marzo de 2013

Pequeños placeres de un sábado a la noche

Hacer una tarta de zapallitos, berenjenas y champignones. Mientras él hace el relleno, yo amaso la masa.
Que la gata nos haga compañía mientras cocinamos.
Que haya buena música y que a él se le de por improvisar algunas notas con el piano.
Que la tarta lleve dos corazones y nuestras iniciales porque sobró masa y se nos ocurrió jugar con la comida.
Que...
Eso.
Buen sábado para todos.


2 comentarios:

Guille dijo...

Linda la tarta!

Pasaba para agradecerte la difusión de mi blog.

Desde el primer día en que tu sitio figuró en mis estadisticas te leo.

Un beso enorme.

Flor dijo...

Gracias Guille. Tu blog merece ser difundido. Es muy interesante leerte. Gracias por pasar por este pequeño espacio.

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...