3 de septiembre de 2014

Time

Tengo la energía atrapada en el cuerpo.
Irradio dedos hacia el cielo y una suerte de alga aletarga mi estrella. En mis pies llevo clavadas las palabras que digo día a día para no trastabillar.
El tiempo, el tiempo, el tiempo.
Florecer es mi nombre. 

1 comentario:

Principito dijo...

Es un muy buen nombre

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...