29 de febrero de 2016

La canción

Alguien me regala una canción y de pronto mi alma se pone a brincar con cada nota. Puro corazón que brota de la yema de mis dedos. Añoro la fusión del abrazo. Piel con piel, así, como cuando estamos mojados de sudor y nos nos importa. Tenemos mucho por lo que brindar, amore mío. La vida es hermosa y hay que estar a la altura para vivirla. Cada tanto sobreviene el impulso de guardarse. Pero hoy no. Hoy no.

Se nos va febrero. Mes de incendio e integración. Cada verano, como desde hace varios años, me ofrece la posibilidad de resurgir como el ave fénix. Como este amor que me acompaña desde cada febrero. Si no aprovecho esta oportunidad para sacarme la venda, habré perdido algo valioso.

Siempre, siempre, hay una canción que me salva. 

No hay comentarios.:

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...