El poder de una canción

Ayer en una cena de cumpleaños lo vimos al hobbit. ¿Cómo estás? Me mira triste. Se murió el Flaco. Se murió el Flaco y nos dejó 40 discos. El hobbit es músico. Lo conocí hace muchos años cuando salíamos por primera vez con Nico allá por el '95. Está triste. De pronto nos dice: "El poder de una canción de tres minutos lo descubrí con las canciones de Spinetta".
Y yo le creo. Porque a mí me pasó algo parecido con algunas de sus canciones. Y porque verlo en presencia, en un escenario era bello y mágico.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40