Tempo, tempo, tempo...

Hablábamos con mi amiga Anabella de cómo veíamos a nuestros padres a los 40 años. "Yo me acuerdo de la fiesta de 40 de mi papá", me dijo Ana, "y para mí, mi papá era un señor". Yo también recuerdo la fiesta de 40 de mi mamá y de mi papá. Ya tenían dos hijos, una casa, una perra, una gata, una tortuga. Y yo, que era su primera hija, ya tenía 12 años. ¡12 años! Me acuerdo perfecto de lo que era tener 12 años. ¡Y ahora tengo 35! ¿Cómo pasó? ¿Por qué siento que el tiempo no pasó igual para mí que para la generación de mis padres? ¿Será porque no tengo hijos? Todo es muy raro.

Comentarios

Anabella dijo…
pensándolo un pocomás, me parece que no, no es simplemente la falta de hijos. Es que crecemos más jóvenes!!
;)
nosotros nos ahorraremos pasar por el "oh, but I was so much older then, I'm younger than that now..."

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40