7 de noviembre de 2012

Gata derretida

La gata de metal se derritió por el calor. Andamos a los arrumacos. Creo que en cualquier momento me pide que le saque ese abriguito de piel que tiene. Pero la cosa sería muy sangrienta. Pobrecita.
Algo nuevo: es una gata que le re copa el shiatsu.

No hay comentarios.:

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...