¡Tenía que pasar! :-)

Y llegó el día en que mis alumnos de la universidad me preguntaron qué era el shiatsu. Y yo, en vez de dar una introducción a la pragmática como era lo que tenía pensando, les expliqué los principios de esta disciplina japonesa que revolucionó mi vida ( y la de muchos otros).
Todo porque uno de ellos me buscó en facebook.
Me da gracia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40