Un gato blanco que quiere quedarse


Mucho se ha dicho sobre los gatos blancos. Limpieza, purificación, bendición, suerte. Lo cierto es que Mani es hermoso y bueno. Hoy fue el primer día que se quedó todo el día con nosotros. Hasta ayer venía por las noches. Aún no dejo que pase de la cocina. Recién lo desparasitamos y mañana viene un veterinario a darle las vacunas necesarias que lo habiliten para convivir con nosotros sin que haya riesgo de alguna enfermedad. Por ahora disfruto de verlo dormir, comer, maullar, trepar medianeras, husmear, jugar con una ramita. No sé qué pasará con él, si se quedará o no (todo parece indicar que sí). Pero lo que sea que suceda será con salud, amor y libertad.

Comentarios

Irene dijo…
Me encantan esos cachetes!
DANILA dijo…
una recomendacion que te dara el veterinario seguro es respecto del sol, los gatos blancos necesitan ese cuidado.
A veces son sordos pero no creo que este lo sea.
Hasta aqui la parte teorica.

la otra parte: ES PARA UDS!!!!

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40