31 de enero de 2014

Un gato blanco robó mi corazón

Escribo esto con Mani durmiendo a mi lado. Finalmente ayer lo castramos.
El día que volvió con la cara sangrante, sucio de fango y consumido por la excitación sexual fue demasiado para mi. Es un gato maravilloso y se merece vivir mucho y bien. Ni idea de si Mani era un macho alfa pero lo que sí sé es que se esmeraba mucho por serlo. Un día era un amor de gato y al día siguiente volvía como Rambo en una guerra. No hay corazón que resista eso.
Al ser mi primer gato macho tenía algunos resquemores. ¿Castrarlo? ¡Pobrecito! Pero luego descubrí que también era un pobrecito si no lo castraba. Esclavo de sus hormonas iba a terminar en el cementerio de gatos.
La sexualidad en los gatos es muy distinta de la nuestra. No lo hacen por gusto sino por el simple afán de reproducirse. Donde hay una gata en celo, hay cinco machos que la acosan. Y se matan por conseguirla. Pobre gata, realmente. Pero también pobres los gatos que llevados por el impulso de la testosterona se juegan el todo por el todo y no pueden parar aunque estén perdiendo.
Más allá del deber  de cada uno de castrar a su mascota (por el bien suyo y por el de las hembras que ya no embarazará), lo de Mani fue un intento de protegerlo de sí mismo.
A ver, ¡vamos! yo lo adoro pero es un gato blanco. ¡Blanco! De noche se lo ve a las mil leguas, es un foco con un cartel que dice: ¡vengan y péguenme!
Lo cierto es que trataremos de que se haga un gato casero y esperamos que sea feliz con sus otras cualidades felinas. Por lo pronto, mientras les escribo, lo veo dormitar en la cama, al lado de Nico. Los dos duermen y hacen ruidos muy parecidos. Les juro que me muero de amor.



4 comentarios:

Irene dijo...

Es muy hermoso!!! Te dijeron que le pongas protector solar en la nariz y las orejas? (soy madre, no lo puedo evitar...) Beso!!

Flor dijo...

jajaja, gracias Irene! Igual te voy a poner una foto de su naricita después de la pelea. Por ahora de protector solar, nada!
Besitos.

Estrellita Pequeña dijo...

Es divino! Hiciste bien en castrarlo.. yo hice lo mismo con el mio, y la verdad es que es por el bien de todos. De paso no siguen reproduciendose y dejando pequeños gatitos sin hogar por ahi..
Lindisimo el blanquito!
beso

Flor dijo...

Gracias, Estrellita! Sí, es bonito. Y se está poniendo más blanco ahora que se lava! :)

Jacarandá-corazón

Amo este Jacarandá. Al año y medio de plantarlo su tronco se rajó. Me dijeron que iba a tener que ponerle unos clavos o mejor cortarle una ...