24 de septiembre de 2011

Síntomas inesperados en un día primaveral

Sábado por la mañana. Nico se levanta con la voz tomada, mucha tos, dolor de garganta y dolor en el cuerpo: todos síntomas de un comienzo de gripe que viene acarreando desde hace dos días. Luego de un desayuno vuelve a la cama. Duerme tapado hasta la coronilla. Al mediodía lo despierto con una sopa antigripal que lleva a saber: verduras cocidas varias, cebada perlada, lentejitas coral, algas wakame y condimentada como para despertarle la nariz a un muerto:jengibre rallado y pimienta. Toma la sopa con cuidado y noto que está pálido. Sigue tosiendo y su voz es de ultratumba. Luego de la sopa siente una leve mejoría. Se va arriba a ver tele. Lavo los platos, preparo un té de loto y se lo subo. Lo veo repantigado en el sillón con los ojos muy abiertos y sudoroso.

-Me muero de las náuseas, Flo. Me siento muy mal.

Y ahí no me quedan dudas.

-Vamos al futón. Ya.
-Flor, me siento muy mal.
-Esto no es la gripe, esto es otra cosa.

Una vez en el cuarto de shiatsu se acuesta tembloroso. Tiene frío y lo tapo. Trabajo muy delicadamente y a conciencia. A veces tiembla y otras veces bosteza. Bosteza tanto, como si el mundo fuera a acabarse ahora mismo. Las náuseas se van por completo y al final de la sesión vuelven moderadamente. Ya no tiene tos ni mocos pero se le parte la cabeza de dolor.

-Ay, mi cabeza.
-¿Querés dormir?
-Voy a tratar.

Se va a la cama. Inesperadamente se desmaya en un sueño profundo y demoledor. Cierro las persianas, lo tapo, lo dejo en su noche artificial, creada para su curación. Pasan varias horas.

De pronto se abre la puerta del cuarto y lo veo asomarse al cuarto donde estoy. Está sonriendo. Tiene color en los labios. La voz le sale clara, limpia. Lo miro y se me inunda el alma de felicidad.

-¡Magia!- le digo.
-No, shiatsu -me dice él.

3 comentarios:

DANILA dijo...

niña maravillosa!! tenes que venir a casaaaa!

Pau Bambú dijo...

:)

Flor dijo...

Dani, sólo tenés que llamarme e invitarme.

De otro color

Un par de noches luego de que Mani murió tuve un sueño. Estábamos con Nico mirando alguna serie en netflix, los dos abrazados en el sillón ...