27 de diciembre de 2012

Nature

Había una vez una gata llamada Marilyn.


Había una vez un gato llamado Joe di Maggio.

Juntos miraban a una paloma en el techo de mi casa.
No quieran saber...
el final de esta historia.






3 comentarios:

Irene dijo...

Definitivamente no quiero ni imaginarme. En este momento tengo un cadáver de libélula al lado de mi cama y 2 en el living. Estoy postergando el momento de agarrarlas (con un papel) y tirarlas al inodoro. Ajjjjjj!

Chulian dijo...

¿Otra vez te dejaron un ovíparo en el cuarto?

Flor dijo...

La paloma se salvó pero trajo una laucha!!!
5:00 am me despierto por un ruido. Nico se despierta sobrebsaltado ¡Que pasa!
Y la vemos agazapada en un rincón con la laucha entre las zarpas.
Nico ahora la llama "asesinín".

Atajar

Cuando estás de malhumor, cualquier cosa que yo diga va a estar mal. Entonces salgo a la calle a soltar amarras y dejar atrás tu enojo. Me ...