Terapeuta Nuad Thai

Estoy terminando la formación en Nuad Thai y no puedo evitar sentirme muy feliz por descubrir este increíble arte tan versátil y lleno de vida. Luego de una sesión de tailandés me siento liviana y alegre, no puedo evitar sonreir todo el tiempo y querer más a todo el mundo. Abre el corazón y el espíritu.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40