16 de mayo de 2012

Jala neti: excelentes resultados

"Con la práctica de Neti Kriya se curan los desórdenes debidos a la flema y aumenta la visión interior." 

Gheranda Samhita

La limpieza nasal yóguica (Jala Neti) es una técnica purificatoria conocidas desde hace milenios y se utiliza para limpiar las cavidades nasales. Es una técnica muy sencilla, práctica, segura y de gran utilidad para el occidental, ya que permite incrementar la capacidad respiratoria (cantidad y calidad), ayudar a prevenir y mejorar muchos tipos de desórdenes como alergias, congestión nasal, resfríos, asma, sinusitis, bloqueos nasales crónicos, respiración por la boca, limpiar el smog acumulado y, en definitiva, ayuda a sentir el aire fresco y puro conectándose con la respiración e incrementando la energía vital de todo el organismo.

Son conocidos los efectos de la práctica de Jala Neti en cuanto al alivio de tensiones mentales y dolores de cabeza. Una práctica regular de Jala Neti ayuda a equilibrar las condiciones de temperatura y humedad que la nariz necesita para funcionar adecuadamente. Según el Yoga se agregan a estos beneficios físicos, otros del tipo energético ayudando a equilibrar las energías del cuerpo (prana) y equilibrando la mente.

En un principio la técnica puede parecer al oyente que nunca la ha practicado un poco antinatural o generar rechazo, pero no es menos natural que el cepillado de los dientes cada día. Estas personas se sorprenden cuando venciendo la primer impresión, con la instrucción de una persona cualificada en la técnica, la experimentan sintiendo el bienestar y comodidad de la misma, y al comprobar lo bueno de la técnica en el cuidado y mantenimiento de la salud general del organismo.

La consecución de la técnica involucra un recipiente especialmente diseñado lleno de agua tibia y levemente salada al 0.9 % (recipiente neti o lota). Inclinando la cabeza de forma lateral y hacia un costado se coloca el pico del recipiente en una de las fosas nasales haciendo atravesar la solución salina desde una de las fosas hacia la fosa opuesta haciendo salir el líquido por esta última, respirando mientras tanto por la boca. Se hace pasar el agua en ambas direcciones para que la limpieza sea completa. Luego se termina con un adecuado secado de la nariz.

Esta técnica se puede realizar de forma diaria como parte integral de la disciplina yóguica y con su práctica se obtienen beneficios para el cuidado de la salud y el bienestar psíquico.

1 comentario:

Chulian dijo...

Video explicativo. Me suena que voy a morir ahogado en el intento o, mínimo, voy a estornudar 60 veces antes de finalizado el procedimiento.

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...