8 de mayo de 2012

Mi ser escribiente

Un amiga me reclama que escribo pocos mails. Le respondo: querida mía, vos no te das una idea de TODO LO QUE YO ESCRIBÍ EN MI VIDA.
Agoté la capacidad, creo. ¡Más de veinte cuadernos! Varios destruidos y enhorabuena. En estos días, me adentré en los cuadernos cuyos años pertenecen a 1993 y 1994. Es sorprendente la claridad con la que exponía el caos que reinaba a mi alrededor.  Nunca fui muy normal pero, como bien dice Cateano Veloso, "mirado de cerca, nadie es normal". Y yo le creo.

3 comentarios:

Álter alma dijo...

Yo no recibo casi mails y los pocos que escribo no me los contestan :)

Anabella dijo...

mirado de cerca, nadie es normal... jeje... diría que mirado de cerca, nadie ni nada es normal!

E.B. White expresaba una idea parecida de otro modo - anallizar el humor, decía (léase amor, persona...), es como diseccionar una rana. Aprenderás mucho sobre el funcionamiento interno de la rana, pero morirá en le proceso.

Flor dijo...

Alter alma: me partiste el corazón, snif.

Ana: Muy acertado! Me gustó la cita. Gracias!

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...