Si funciona...

Cuando algo funciona ¿por qué abandonarlo? Esa frase me la dijo una compañera de la carrera de shiatsu, vegetariana desde los 15 años y muy consciente de su decisión. Habíamos estado tomando un mate en su estudio de danza y me había estado contando cómo se alimentaba, el por qué de su decisión, las formas de adquirir los nutrientes necesarios. Le conté de mis menstruaciones dolorosas y de cómo éstas habían cambiado con las sesiones de shiatsu, las clases de yoga y el cambio de alimentación hacia la macrobiótica.
"No lo abandones, entonces", me dijo. "No sé por qué pero tendemos a abandonar estas cosas.  Si encontraste algo que te hace bien, seguilo haciendo. Que esa sea tu regla".

Me agencié gracias a Pau cinco kilos de arroz integral a un súper buen precio. Voy a comer mucho arroz yamaní. Entre mate rico y una torta de mandarinas se nos avivó la llama de la macrobiótica. Y acá estoy escribiendo con un té bancha. Cada vez me convenzo más de que el cuerpo tiene mucha razón. Quiero poder trabajar con plenitud. Quiero que todo fluya y que si algo se obstruye (inevitable que esto suceda alguna vez) no sea por mucho tiempo.

Comentarios

Xaj dijo…
Es todo un largo trabajo, si, el dejarse fluir en un mundo humano tan encorsetado.

Saluditos
Pau Bambú dijo…
Re buena calidad el arroz!!! Me alegro que te sirvió mi compra... al tel!
Flor dijo…
Xaj: sí, vamos a romper el corset!

Pau: la calidad es genial. Este sábado vamos al Molino a por más cereales integrales y legumbres!
Anabella dijo…
mmhmmm! qué hambre!!

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40