30 de diciembre de 2011

Algo que me mandó mi papá por mail

"El hombre y la piedra"

El distraído, tropezó con ella,
El violento, la utilizó como proyectil,
El emprendedor, construyó con ella,
El campesino, cansado, la utilizó de asiento,
Drummond, la poetizó,
David, la utilizó para derrotar a Goliat,
Y Michelangelo, le sacó la más bella de las esculturas.

En todos los casos la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el
hombre...

El año que viene es el mismo para todos,
depende de nosotros lo que hagamos con él.

¡¡¡Muchas Felicidades para el 2012!!!

No hay comentarios.:

Annam

Dar de comer. Alimentarse. Alimentar bocas, un cuerpo. Alimentar el alma. Me alimento de una manera distinta a como me enseñaron mis padr...