14 de diciembre de 2011

Recién una paciente me acaba de preguntar por qué me dediqué al shiatsu. Le respondí con una sonrisa. ¿Cuál versión preferís? ¿La que digo habitualmente o la que descubrí en el diván?

No hay comentarios.:

Atajar

Cuando estás de malhumor, cualquier cosa que yo diga va a estar mal. Entonces salgo a la calle a soltar amarras y dejar atrás tu enojo. Me ...