Qué belleza la música hoy. Las cuerdas de mi guitarra suenan y cantan. Yo tengo la voz clarita como el arroyo de una montaña. Busco las canciones del amor. Para cantarle al buen amor. Diciembre es el mes de los cierres. Y cerrar así, con alguien que quiere que cante canciones de amor, era algo que no me lo esperaba.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40