17 de abril de 2012

Leda

Finalmente mi madre se compró un escritorio estilo inglés muy hermoso con patas de dragón y cajoncitos. Me pidió si podía pasar a buscarlo por el anticuario y eso fue lo que hicimos.
El anticuario tenía un olor a humedad tal que había que tratar de no respirar para no morir.

Señor que atiende el anticuario (y seguro tiene branquias) -¡Hola!, ¿vienen a buscar el escritorio?
Yo - Sí, ¡cof, cof!
Señor que atiende el anticuario -Y de paso le obsequié a tu papá esta obra de arte, ¿qué les parece? No sé bien de qué material es...
Nico -¡Es herrrrrmosa! ¡Cof!
Yo -... eeeh, seeeh... bueno... gracias. ¡Cof!

La obra de arte era una cosa muy fea. Espantosa. Una mujer desnuda con un cisne enroscado en su cuerpo. Intentaba emular a "Leda" pero sin la estética de un Da Vinci, un Matisse o un Cézanne.

Diez minutos más tarde, en la cocina de la casa de mis padres.

Madre -Yo te explico, viste como es tu padre, le estaba discutiendo al señor por el precio del escritorio cuando de pronto se encontró con esa escultura. El señor le dijo que era un hada y papá le explicó que no, que era una Leda. El señor no tenía la menor idea de quién era Leda pero finalmente incluyó la escultura en el precio del escritorio dejándosela muy barata.
Padre - Yo pensé en dártela a vos, Flor.
Yo -¡EH! No, no me encajes un cisne violador en mi casa, te lo pido por favor.
Nico -A mí me gusta.
Padre - ¡Yo sabía que a Nico le iba a gustar!
Yo - Esa escultura horrible no entra en mi casa, te lo puedo asegurar.
Madre - Yo te avisé que a Flor no le iba a gustar.
Padre - Pero Flor, no es un cisne violador. Es Leda. ¡Leda y el cisne! ¿Te acordás de la Leda de Da Vinci que estaba en la Galería Borghese?
Yo - ¡Sí! También me acuerdo que ahí estaba la escultura de Bernini de Dafne y Apolo en la que Apolo se quiere garchar a Dafne y entonces su padre la convierte en un árbol. ¡Galería de violadores!
Padre - Ah, Bernini es un grande. ¿Te acordás de lo que era esa escultura?
Yo - Papá, esta cosa que compraste es espantosa y encima me violenta. Te pido por favor que no me vuelvas a comprar cisnes que se enroscan en mujeres desnudas, ¿está bien?
Padre - ¡El señor pensaba que era un hada!
Yo -¡Dios santo! Ponela en el jardín, entre las enredaderas y que se vaya pudriendo de a poco.

4 comentarios:

Ana Laura dijo...

"¡Galería de violadores!"

Jajajaja, me maté de risa con tu anécdota, eran terribles esos dioses griegos, pero todavía peores son los intentos de romantizar la violencia sexual. Tenés razón, ¡que se pudra entre las enredaderas!

Saludos!!

Álter alma dijo...

Sobre gustos...

zappa dijo...

bueno, despues del posteo del perro, por lo menos tenes la tranquilidad de saber que el cisne a tu pierna no va a querer subir

me hiciste reir

saludos

Flauer Kt dijo...

jaja! Muy bueno, suerte que mi vieja ya no me regala nada.. glup, podría, no? Justo en estos días prohibieron en Londres una pintura sobre Leda y el Cisne de Derrick Santini. La denunciaron por bestialismo, estos ingleses dan para todo.

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...