30 de marzo de 2012

Banalidades

Me bajé nuevamente el itunes. Mi máquina se había quedado sin desde que el disco rígido hizo páfate. Para la tecnología soy un desastre (y no me importa). Voy aprendiendo a los ponchazos y si algo realmente deja de funcionar siempre tengo a mi hermano para que me ayude. Ahora, por ejemplo, estoy escuchando "Santiago" de The Chieftains. Cómo me gusta este disco. Chiflen si quieren que lo suba a los docs.

Estoy leyendo muchos libros en los colectivos porque ahora viajo mucho. Para dar shiatsu, para dar clases (¡de shiatsu!) y para... analizarme. Me pasaron el nuevo de Milena Agus y no me gustó tanto como La mujer en la luna. Me devoré en unos días Todas las familias son psicóticas de Douglas Copland y admito que estoy enamorada de este escritor. Me gustaría conseguir algo de él en inglés y ahora que Moreno es bueno y destrabó lo de los libros vamos a ver si conseguimos algunos.

No estoy escribiendo nada. Y eso que tengo un cuadernito muy bonito que un día me regaló C. Un día quise usarlo para algo que después no resultó. Y ahora que quería un cuaderno sin renglones me acordé de que lo tenía. Es precioso y de un tamaño perfecto. Pero por ahora sólo me salen palabras sueltas y anotaciones sobre las sesiones de shiatsu que estoy haciendo.

Estos días son muy tierra. Y me siento maravillosamente bien.

No hay comentarios.:

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...