Patadupuntura

El origen de la acupuntura tiene variantes pero hay una teoría que me gusta mucho y que se relaciona con el arco y la flecha. Parece que los guerreros cuando volvían de las batallas con heridas de flecha en algunas partes del cuerpo mágicamente se habían curado de otras dolencias: problemas de visión, problemas digestivos, etc. Los antiguos chinos comenzaron a explorar este "milagro" y desarrollaron el arte de la acupuntura. Y ciertamente descubrieron que las agujas en determinados puntos del cuerpo "curaban" determinadas dolencias.

Ayer en una sesión de shiatsu le pregunto a un paciente cómo se encontraba físicamente, si sentía algún dolor particular en el cuerpo. Mi paciente hace muchos años que toma sesiones de shiatsu por lo que ha aprendido los recorridos de los meridianos por haberlos explorado en su propio cuerpo. Me responde que está muy bien, que siente mucho bienestar como hacía tiempo no sentía. Después me relata un pequeño accidente en un partido de fútbol que por suerte no lo lastimó demasiado.
-Me pegaron una patada justo acá, en la tibia.
-¿Acá?
-Sí, justo ahí.
-Wow, te pegaron justo en el punto de los tres yin.
-Sí, ¿no?
-¿Y no te dolió?
-Para nada, el otro quedó todo doblado pero yo no sentí nada. Rarísimo. Y encima me siento re bien.
-¡Te hicieron patadupuntura! ¡Te activaron el punto de los tres yin! ¡Muy bien!

Así que ya saben. Hay patadas que a veces vienen bien.

Comentarios

Gabriela dijo…
Ahhh... yo necesito una de esas, una patadupuntura que activa no sé qué punto de los tres yin que haga que algo se active y me sienta bien.
Besos (la pasé muy bien charlando con ustedes).

Entradas más populares de este blog

Lo que mata es la humedad

40