16 de agosto de 2011

Desde el sábado que no me hacía un tiempo para extender el mat y hacer mi práctica. Hoy el día está gris, nublado, húmedo. Me desperté con la sensación de querer buscar calor, sequedad. No lo dudé y extendí el mat. Últimamente me despierto más temprano de lo que me corresponde de modo que tengo un momento de la mañana para mí. No siempre puedo respetarme ese tiempo pero cuando lo hago lo siento como algo sagrado. Es maravilloso. Espero que esto me pase muy a menudo.

No hay comentarios.:

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...