14 de agosto de 2011

Poesía contemporánea

Estamos frente a la puerta de la heladera donde están pegadas las palabritas amarillas -todas mezcladas y desordenadas-, regalo de nuestra amiga Píscica.

Él -¡Borraste mi poema!
Yo- Eeeh, sí.
Él-¿Por qué?
Yo- Fue un día que estaba enojada con vos.
Él -¿Eh?
Yo- Y sí... tenía que expresarme.
Él -Bueh, voy a hacer otro...

Busca una palabra. La encuentra. Veo que coloca un "estás" en un extremo de la heladera. Se queda quieto, buscando la siguiente palabra. No la encuentra. Lo ayudo.

Yo -¿Loca?
Él -Sí... la estoy buscando.
Yo -No te gastes, esa palabra no está.
Él -¿Cómo que no está?
Yo -Y no. No está. Te acordás que son palabras para hacer poesía.
Él -¡Con más razón, entonces! ¡Poesía contemporánea!

2 comentarios:

piscica dijo...

¡pero che! ¿se van a hacer la guerra con palabritas amarillas? si no está la palabra "loca" por lo menos debería estar "locura", así que me imagino que nico tiene chances de recuperar la idea que quería expresar... y si no están ambas, siempre es posible ilustrar el concepto de múltiples maneras, jaja

Flor dijo...

"Estas loca" no es un poema contemporáneo. No jodamos.

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...