20 de agosto de 2011

Por qué me gusta agosto

Yo creo que agosto es el sol. Aunque a veces llueva. Porque algo en el aire nos anuncia la primavera que aún está dormida. Nos la anuncia con el primer brote de los jazmines chinos, con las primeras azaleas florecidas, con el zig zag de los días soleados y nublados, sin decidirse por si el sol o la lluvia. La primavera está en puerta y agosto nos lo recuerda con inestabilidad, con desequilibrio, con fuerza. Porque para brotar no queda otra que hacer fuerza, ir hacia adelante, romper el cascarón. Todo eso porque queremos sol. Ni más ni menos.

Y por eso agosto es un mes que me gusta mucho.

2 comentarios:

piscica dijo...

sos hermosa

Flor dijo...

jajajaja ¡Vos también!

¿La tierra que todo lo digiere?

Cuando comencé la compostera, allá por marzo de este año, lo hice con unas lombrices que me regalaron. No eran las Rojas Californianas ( Eis...